La crisis de la Covid-19, una inesperada oportunidad de crecimiento para las aerolíneas “low cost”

Un estudio en el que han participado 17 expertos del sector asegura que se recuperarán antes porque sus rutas serán las primeras en reactivarse. Auguran que se crearán más compañías de bajo coste y que irán a por mercados más grandes

Aviones de las compañías de bajo coste easyJet y Ryanair en el aeropuerto milanés de MalpensaMATTEO BAZZIEFE

Si de toda crisis surgen oportunidades, de la del coronavirus va a emerger una inesperada ocasión para el crecimiento de las aerolíneas “low cost” a costa de las convencionales. Eso es lo que cree un nutrido grupo de directivos de diferentes ámbitos del sector aéreo que han participado en la elaboración del estudio “Una aproximación al impacto del Covid-19 en el transporte aéreo: ¿Sólo otra crisis o el fin de la aviación tal y como la conocemos?”, elaborado por Pere Suau-Sanchez, Augusto Voltes-Dorta y Natalia Cugueró-Escofet, de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), y publicado en “Journal of Transport Geography”.

Para realizar el trabajo, en el que han colaborado la Universidad de Edimburgo y la de Cranfield, sus autores han contado con la participación de 17 relevantes fuentes europeas del sector aéreo entre las que se incluyen portavoces de sindicatos de pilotos, el consejero delegado de una aerolínea regional, un directivo de Ryanair, el presidente de una asociación nacional de aerolíneas o inversores. La mayoría de ellos está de acuerdo en que las grandes perdedoras a medio y largo plazo de esta crisis van a ser las aerolíneas convencionales. En su opinión, la lenta recuperación del tráfico aéreo que se prevé -todos los estudios apuntan a que no volverá a los niveles de 2019 hasta 2022 o 2023- facilitará la descongestión de los grandes “hubs” europeos, como pueden ser Heathrow, Fráncfort, Schiphol o Barajas. Esta caída del tráfico de las aerolíneas convencionales “facilitará la operación de las de bajo coste que existen -y quizá las nuevas que se creen-, amenazando a algunos de los hubs más fuertes”, asegura el informe. El incremento de la competitividad en el corto radio podría también erosionar la capacidad de las compañías aéreas convencionales de operar en el sistema conocido en la jerga como “hub-and-spoke” -consistente en concentrar el tráfico en determinados aeropuertos de gran capacidad o hubs que se encargan de enlazar los de menor capacidad o importancia spokes- y de alimentar así sus lucrativos vuelos de largo radio.

Vuelos de largo radio

Para los expertos, debido a las prohibiciones y restricciones para volar impuestas por los gobiernos, lo lógico es que los vuelos internacionales e intercontinentales sean los últimos en restablecerse. Este proceso, además, será “muy desigual entre los diferentes países”.

El estudio apunta a que aquellos “hubs” que gozan de la sexta libertad aérea -el derecho a efectuar transportes entre dos estados distintos de aquel en el que esté matriculada la aeronave, sobrevolando el territorio de este país- “se verán muy afectados” y algunos de los expertos destacan los “desafíos” a los que se enfrentan British Airways, KLM and Emirates en sus respectivos “hubs” de Heathrow, Amsterdam y Dubai.

Los expertos temen que muchas aerolíneas vivan de modo artificial por las ayudas estatales

En este contexto de dificultades para las grandes aerolíneas tradicionales, la opinión casi generalizada en el sector es que las aerolíneas de bajo coste tratarán de centrarse en los mercados más grandes y abandonar otros más pequeños en los que operan. Algunos, incluso, consideran probable que algunas de estas aerolíneas trasladen sus operaciones a aeropuertos más grandes. No obstante, algunos de los expertos consultados por los autores del informe apuntan a que las “low cost” podrían reducir las frecuencias diarias de vuelos que realicen en algunos trayectos punto a punto, dado que esta estrategia, en parte enfocada a enjugar los retrasos y las cancelaciones, no tendría sentido en estas nuevas condiciones de operación.

En el trabajo también se analiza uno de los aspectos que están ahora mismo sobre la mesa en el sector aéreo: las ayudas. Aerolíneas como Lufthansa, Alitalia, Norwegian o Air France-KLM han recibido ayudas públicas muy importantes para superar los problemas de liquidez provocados por el derrumbe del tráfico aéreo por el coronavirus. Muchos de los expertos consultados se han mostrado bastante preocupados por estos rescates. Consideran que podrían “alargar la vida de aerolíneas que en un mercado libre de Covid-19 habrían desaparecido”. Además, añaden, las ayudas de estado han adoptado diferentes formas en los diferentes estados en ausencia de una política europea común. A algunos expertos también les causa pavor la influencia que puedan tener algunos estados en la gestión de determinadas aerolíneas de las que se han convertido en accionistas tras los rescates. “Podría llevar a la industria a una situación como la vivida hace veinte o treinta años”, advierten.