Coronavirus

Las moratorias hipotecarias y los créditos ICO reducen la morosidad financiera

Baja al 4,75% en abril y el crédito vuelve a crecer un 1,44%, Las provisiones bancarias también bajan, tras el repunte de marzo

La morosidad baja ligeramente
La morosidad baja ligeramente

La morosidad del sistema financiero español se situó en abril en el 4,75% del crédito, lo que supone un descenso de tres décimas con respecto al mes anterior, cuando este indicador fue del 4,8%. En cuanto a la morosidad de los créditos concedidos por las entidades de depósito -bancos, cajas y cooperativas- que operan en España a particulares y empresas se redujo ligeramente el pasado mes de abril hasta el 4,77%, frente al 4,80% de un mes antes. Esta cifra supone un recorte en la mora bancaria de casi un punto porcentual con respecto a abril de 2019, cuando se situó en el 5,70%. En cuanto a los datos publicados por el Banco de España, este nivel de morosidad es el más bajo desde junio de 2009, cuando se registró un 4,6%, y apunta que la razón para esta reducción hay que buscarla en el incremento del crédito avalado por las líneas ICO y también a las moratorias hipotecarias concedidas a los clientes afectados por la crisis del coronavirus. Con el descenso en abril se suman tres meses consecutivos a la baja en dicha tasa.

En comparación interanual, la mora ha bajado en 0,95 puntos, ya que en abril de 2019 se encontraba en el 5,7%, aunque el saldo de impagados era bastante más elevado entonces (68.844 millones). Mientras, los dudosos han descendido en el último año en un 15,8%, el volumen total de crédito ha aumentado en un 1%. Del total de 1,21 billones de euros en créditos que las entidades financieras tienen concedidos, 57.590 millones estaban calificados como dudosos en abril, por lo que se elevó ligeramente desde los 57.340 millones del mes anterior. Si se analizan sólo las entidades de depósito, la morosidad en el cuarto mes del año se situó en 54.470 millones de euros sobre un total de crédito de casi 1,16 billones, lo que supone una tasa del 4,7%, frente al 4,75% del mes anterior. En el caso de los establecimientos financieros de crédito, la morosidad se situó en abril en el 6%, similar al registro del mes anterior.

Así, el volumen de dudosos aumentó en más de 250 millones, tras haber registrado un descenso en marzo. El volumen del crédito en vigor subió en abril desde 1,195 billones de euros hasta 1,212 billones, cantidad que incluye, entre otras cosas las líneas ICO para pymes y autónomos liberadas hasta entonces, que habían superado los 22.000 millones de euros al finalizar el mes. En conjunto, los bancos españoles concedieron a sus clientes 65.559 moratorias en el pago de hipotecas hasta el 30 de abril, un 29% de las 228.322 solicitudes que recibieron, de acuerdo con los criterios establecidos en las medidas de apoyo a familias, trabajadores y colectivos vulnerables aprobadas por el Gobierno. Por su parte, el montante de crédito repuntó un 1,4% respecto al mes precedente, incrementándose el volumen total en 17.208 millones.

Las provisiones de las entidades financieras se situaron en 36.663 millones de euros en abril, lo que supone un descenso del 0,87% respecto al mes precedente, en el que esta partida había repuntado un 3%. Frente al mismo mes de 2019, la caída fue del 12,6%. Todas estas cifras incluyen el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que, desde enero de 2014, han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 4,89%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,17 billones de euros en abril de 2020 al excluirse el crédito de los EFC.