Coronavirus

Bares y restaurantes piden acabar con el teletrabajo: “Está sobrevalorado”

La patronal Hostelería de España asegura que no puede ser una opción definitiva para el tejido productivo español

La Región de Murcia registra la menor caída de la facturación en el sector servicios por CCAA, con un descenso del 17,2%
Terrazas de bar en una imagen de archivo MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

Al teletrabajo le ha surgido un inesperado detractor: la hostelería. Bares y restaurantes no están por la labor de que todo aquel que pueda trabaje desde su casa. La razón es bien sencilla: con las oficinas cerradas, se acabaron los cafés de media mañana y los menús de mediodía. Por esa razón, consideran que todo aquel que pueda debería reincorporarse a su puesto de trabajo presencial... y tomarse su café y su comida diaria.

Emilio Gallego, secretario general de la patronal Hostelería de España, asegura que con el fin del estado de alarma el sector ha entrado ahora en un momento “distinto” y de mayor actividad, aunque la situación “sigue siendo complicada”. “Hay diferencias muy grandes entre territorios. Tenemos zonas turísticas sin turistas y zonas de oficinas sin oficinistas, y la consecuencia de ello en algunos casos es desastrosa. Incluso aunque algún establecimiento pueda abrir, ¿para qué hacerlo si no hay movimiento?”, ha planteado Gallego en declaraciones a Efe.

En su opinión, la opción del teletrabajo está “sobrevalorada”, ya que si bien ha sido una alternativa útil por el estado de alarma y el confinamiento, en esta nueva fase “no puede ser una solución definitiva” debido a las características del sistema educativo y productivo español. “Lo mejor para todos es volver a la normalidad y que haya el teletrabajo que tenga que haber, pero que no sea lo que ocurre en todas las empresas como en estos días”, ha defendido.

Vuelta a las oficinas

El secretario general de la patronal ha incidido en que los ciudadanos “deben volver a su vida como antes pero incorporando las precauciones higiénico-sanitarias” necesarias para evitar nuevos repuntes de casos de COVID-19, y ha recordado que también han pedido al Ejecutivo que se realicen test rápidos en aeropuertos a los turistas para ayudar a dar confianza.

Gallego ha instado a las autoridades a incentivar el consumo por medio de bonos para gastar en hostelería, y ha citado como ejemplo el caso de Galicia, donde la Xunta ha propuesto entregar cheques de 250 euros a los sanitarios de la región. “Dicen que es una medida electoralista, ojalá hubiera más así”, ha considerado el dirigente patronal, quien ha insistido en que es necesario “empujar” el consumo para evitar el cierre de empresas y, por ende, la destrucción de empleo. “Esos bonos hacen que la gente se mueva del sillón. Es mejor aplicar recursos a reactivar la demanda que a pagar subsidios, al final el gasto se va a tener que realizar igual”, ha argumentado.

Según sus datos, la ocupación de las terrazas está siendo sensiblemente más alta que la que se registra en el interior de los locales desde que se permitiera reabrir en sala. Además, la actividad en el sector dista todavía de parecerse a la de antes de la pandemia, ya que sigue sin haber “ni desayunos ni comidas” y se concentra por la tarde y los fines de semana.

Desde la patronal calculan que entre un 15 y un 20% de los más de 300.000 establecimientos hosteleros del país “corren grave riesgo de no abrir sus puertas” tras esta crisis, y exigen al Gobierno mejorar la financiación para que llegue a las microempresas y alargar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como mínimo hasta septiembre.