Los camioneros harán huelga los días 27 y 28 de julio

El sector advierte de que se plantea un paro indefinido a partir de septiembre si no se atienden sus reivindicaciones

La economía española se mueve al ritmo del transporte por carretera. Y los camioneros han dicho basta. Los transportistas de mercancías por carretera han anunciado hoy que irán a la huelga los días 27 y 28 de julio en el caso de que el Gobierno no articule medidas para ayudar a afrontar la crisis al sector, que ha estado trabajando durante todo el estado de alarma para garantizar el suministro y el abastecimiento. Así lo anunció Carmelo González, el presidente del Comité Nacional del Transporte (CNT), el órgano de interlocución entre el sector y las administraciones, y vicepresidente de la mayor patronal del ramo, Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM). González ha advertido, además, de que los transportistas están dispuesto a tensar la cuerda lo que sea necesario e incluso ha avanzado que, si fuera necesario, harían huelga indefinida a partir de septiembre.

El sector ha asegurado que se ve abocado a convocar paros a pesar de la actual situación económica toda vez que, según ha explicado, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aún no ha dado respuesta a las peticiones que le expusieron en una reunión que mantuvieron el pasado 4 de junio, a pesar de que se comprometió a hacerlo en una semana.

Los camioneros pretenden que se articulen iniciativas que les ayuden a afrontar la caída del 43% que aseguran ha registrado su actividad por la crisis, pese a la “falsa creencia que de el sector se ha hinchado a trabajar”. Piden, entre otras medidas, “mayor flexibilidad” en los ERTEs, facilidad para el pago de las cuotas de los contratos de ‘leasing’ de los camiones y “que no se obligue a los conductores a participar en las labores de carga y descarga”. Asimismo, el presidente de la CNT reclama que se eliminen las medidas sobre el sector que, según asegura, se han incluido en el paquete de ayudas a la industria de la automoción aprobado recientemente. Se trata de la posibilidad de que los camioneros puedan transportar hasta cuatro toneladas más de carga en cada vehículo y que éstos puedan ser de hasta 4,5 metros de altura. Los transportistas consideran que estas medidas son “la gota que colma el vaso”, dado que les suponen un incremento del coste de explotación por el mismo ingreso y que no son compatibles para circular fuera de España en rutas internacionales.

El transporte de mercancías por carretera es fundamental para la actividad económica en España, que podría quedar muy afectada en función del seguimiento de las movilizaciones. Casi el 95% de los bienes se mueven en camiones, según los datos que maneja el Ministerio de Transportes.