El Ibex pendiente de los repuntes de contagios

La bolsa baja el 0,92 % y se acerca a los 7.300 puntos

La bolsa española ha perdido este lunes el 0,92 % y se ha acercado a los 7.300 puntos afectada por la caída de las plazas internacionales y de los grandes valores ante los rebrotes de la epidemia de conoravirus registrados en varios países, según datos del mercado. El indicador más relevante de la bolsa nacional, el IBEX 35, ha cedido 68,5 puntos, ese 0,92 %, hasta 7.345,7 puntos. La caída anual acumulada asciende al 23,08 %.

En el resto de Europa, Londres ha bajado un 0,76 %, en tanto que Milán ha perdido el 0,71 %; París, el 0,62 %; y Fráncfort, el 0,55 %.

El selectivo español inició la semana en pérdidas ante el temor de que los nuevos brotes de coronavirus amenacen la ansiada recuperación. Durante este fin de semana se han publicado nuevos repuntes de contagios en EEUU, y casos menores en Alemania y Australia. Muchos gobiernos no están dispuestos a volver a detener la actividad comercial ya que retrasaría aún más la recuperación económica. Los activos de riesgos siguen respaldados por los extraordinarios programas de estímulo de los bancos centrales, y empieza a crecer la sensación generalizada de que las bolsas no caerán mientras las instituciones sigan apoyándolos.

El plan de reconstrucción europeo sigue estancado, con la oposición de cuatro de los miembros (Austria, Países Bajos, Suecia y Dinamarca). La próxima reunión será a mediados de julio. En EEUU, se conocieron las primeras encuestas sobre las elecciones presidenciales del mes de noviembre, y en estos momentos la intención de voto muestra un 49% de apoyo para Biden frente a un 39% de Trump.

En el plano empresarial, Admirall estreno con subidas su inclusión al Ibex, la farmacéutica se ve beneficiada de la necesidad de los fondos que referencian al selectivo español de comprar este valor. Siemens Gamesa recuperó parte de las pérdidas sufridas la semana pasada al anunciar un “profit warning”, y lideró las subidas. IAG y Meliá fueron las que más cayeron ante el temor de nuevos brotes de coronavirus que puedan interrumpir la actividad turística.