El confinamiento derrumba un 18% la firma de hipotecas en abril

Las 23.840 firmas son el peor dato en tres años en este mes

El cierre casi total de la economía en abril para frenar el coronavirus ha pasado una importante factura al sector inmobiliario. La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda se desplomó ese mes un 18,4%, hasta las 23.840, en pleno estado de alarma y confinamiento de la población para frenar el COVID-19. La cifra supone el mayor retroceso en el mes en tres años, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por naturaleza de la finca, el INE apunta en su nota que las hipotecas constituidas sobre viviendas concentraron cerca del 64% del capital total prestado en abril, con 2.988 millones de euros. Respecto al interés de estos préstamos, el tipo medio fue del 2,48% (frente al 2,57% del abril anterior) y el plazo medio de 24 años. Durante este mes, las hipotecas firmadas a tipo fijo reforzaron su mayoría (un 51,6%), mientras que el porcentaje de hipotecas a tipo variable fue del 48,4%. Este predominio de las fijas se produjo a pesar de que el tipo de interés medio al inicio fue del 2,13% para las hipotecas a tipo variable y del 2,86% para las de tipo fijo. No obstante, los compradores se están inclinando de forma mayoritaria por los préstamos a tipo fijo ante los buenos precios que está ofreciendo la banca en estos productos para garantizarse unos ingresos por el desplome del euribor; y para protegerse ante una subida de este diferencial que, aunque se ve lejana, llegará antes o después.

Más caídas

Para los expertos del sector, el retroceso en la actividad hipotecaria ocurrido en abril era de esperar. No en vano, se trató del primer mes que transcurrió íntegramente bajo el estado de alarma dictado por el Gobierno para evitar la expansión del coronavirus. De hecho, vaticinan peores números en futuras estadísticas, la primera de ellas, la referente a mayo.

El director de estudios del portal inmobiliario Pisos.com, Ferrán Font, incide en que el descenso generalizado obedece a que abril fue “el primer mes completo de ‘stand by’”, a pesar de que seguía arrastrando “cierta inercia de la actividad acumulada propia del mercado”. Ante esta realidad, “los datos de los próximos meses serán previsiblemente mucho peores”, aventura Font, que apunta a que la actividad está “muy condicionada” no sólo por la crisis del coronavirus, sino también por la Ley Hipotecaria.

En términos similares se expresa el jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, que anticipa un mayor impacto en las cifras de mayo, y destaca el avance de las hipotecas a tipo fijo, que “confirman el ‘sorpasso’ sobre las variables, marcando de nuevo precios mínimos históricos”, antojándose como “una gran opción para los consumidores”.

Por su parte, desde Fotocasa prevén que la recuperación pueda ser bastante más rápida y ágil de lo esperado, ya que “el interés que hay actualmente por la vivienda es muy alto”, lo que indica que “los españoles están saliendo del confinamiento con una gran intención de buscar vivienda nueva”.