Cellnex apoya la investigación para encontrar tratamientos contra la COVID-19

Financia con 5 millones de euros un proyecto europeo de inmunoterapia celular liderado por el Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS

Tobías Martínez, CEO de Cellnex, el día de la presentación del acuerdo con los responsables del Hospital Clínic
Tobías Martínez, CEO de Cellnex, el día de la presentación del acuerdo con los responsables del Hospital ClínicLa RazónLa Razón

Encontrar una vacuna y tratamientos eficaces contra el nuevo coronavirus se ha convertido en una prioridad. Investigadores de todo el mundo se encuentran inmersos en una carrera contrarreloj por encontrar nuevas terapias, un trabajo que, además de horas de dedicación, exige financiación. Gobiernos, fundaciones y empresas han destinado a financiar programas de investigación que luchan contra el coronavirus más de 7.000 millones de euros, según datos del Policy Cure Research, y casi 1.500 al desarrollo de terapias. Actualmente, hay 168 proyectos de vacunas en todo el mundo, a lo que se unen otros 284 cuyo objetivo es encontrar tratamientos que contribuyan a minimizar los efectos del virus, y otros 349 centrados en el diagnóstico.

Conscientes de la emergencia que se está viviendo y de la necesidad urgente de tratamientos, distintas compañías han movilizados sus recursos, convirtiéndose en «mecenas» de numerosos proyectos de investigación que buscan no solo vacunas, sino también otras terapias efectivas contra el virus. Todas ellas quieren aportar su granito de arena contra una enfermedad que ya se ha llevado la vida de 467.000 personas a nivel mundial, de las cuales casi 30.000 en España.

Entre estos proyectos se encuentra el que desarrolla un consorcio europeo de hospitales liderado por el Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS, y que trabaja en una investigación de inmunoterapia celular. El objetivo del proyecto, coordinado por el doctor Manel Juan, jefe del Servicio de Inmunología del Clínic y del grupo Inmunogenética, es medir la capacidad de respuesta del sistema inmune frente al SARS-CoV-2. En este proyecto pionero también participan el Banc de Sang i Teixits (BST), el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, el INSERM-U1183 asociado al Hospital Universitario de Montpellier (Francia), el Istituto Scientifico Romagnolo per lo Studio e la Cura dei Tumori (IRST) de Meldola (Italia) y el IRCCS Ospedale San Raffaele (HSR) de Milán (Italia).

En la investigación, primero se identificarán diferentes perfiles inmunológicos asociados a los diferentes pronósticos clínicos en pacientes que hayan pasado la COVID-19, lo que permitirá detectar biomarcadores capaces de predecir la evolución de las personas con la infección. Además, se desarrollarán diferentes propuestas para disponer de inmunoterapias celulares útiles en las distintas fases de la infección. Se utilizarán células T naturales obtenidas a partir de muestras de pacientes que ya han pasado la COVID-19 para frenar la infección.

Para hacer frente a esta nueva enfermedad, una de las claves es disponer de conocimiento profundo sobre el estado inmunitario de la población frente al virus SARS-CoV-2 y el papel concreto de esta inmunidad, es decir, el tipo de inmunidad y el tiempo que se mantiene. «En concreto, sabemos que, por encima de la respuesta humoral, es decir aquella definida por los anticuerpos frente a la infección, disponemos también de una respuesta celular inducida por los linfocitos T que controlan toda la inmunidad», explica el doctor Juan.

«El potencial del proyecto va más allá de la covid, puesto que no se centra en el patógeno en sí, sino en el sistema inmunitario» – añade el especialista–. «Por tanto, lo planteado en el proyecto puede tener aplicación en otras enfermedades infecciosas ya sean o no víricas (entre las víricas especialmente aquellas con afectación inflamatoria o por hiperinflamación). Así, enfermedades autoinmunes, el trasplante o incluso la respuesta antitumoral (en muchos aspectos muy similar a la antiviral) pueden encontrar en estas propuestas elementos para su abordaje diagnóstico y terapéutico», añade.

Compromiso social

Para financiar el proyecto, el hospital ha firmado un acuerdo de colaboración con el operador de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex Telecom, por el cual la compañía aportará 5 millones de euros a la investigación. Con esta contribución al I+D, la compañía da un paso más en su compromiso social. «Cellnex ha estado cerca del primer frente de la crisis del coronavirus, asegurando la resiliencia de las infraestructuras de telecomunicaciones y con ella una conectividad que se ha mostrado clave a la hora de mantener una cierta normalidad de la actividad social y económica en el contexto de esta gran anormalidad que ha supuesto la COVID-19. Es desde la consciencia de esta situación sin precedentes, que hemos querido acompañar una acción decidida, como la de destinar unos recursos importantes y extraordinarios a un esfuerzo cooperativo entre grandes hospitales europeos con la coordinación del Clínic de Barcelona», asegura Tobías Martínez, CEO de Cellnex.

Por su parte, el doctor Josep M. Campistol, director general del Hospital Clínic, considera que «el acuerdo con Cellnex supone un impulso muy importante para la investigación. La Sección de Inmunoterapia del Clínic tiene un amplio recorrido en el desarrollo de tratamientos basados en inmunoterapia celular y, junto con la experiencia de los investigadores y centros participantes, se podrá avanzar en el desarrollo de nuevos tratamientos para frenar la COVID-19».