Coronavirus

El aeropuerto de Teruel deja de ser sólo un gran aparcamiento y puede operar ya vuelos de pasajeros

La instalación ha recibido el visto bueno de las autoridades aéreas para recibir aparatos de hasta 19 pasajeros

El Aeropuerto de Teruel ya puede recibir vuelos con pasajeros
Vista aérea del aeropuerto de Teruel GOBIERNO DE ARAGÓN

El aeropuerto de Teruel ya no es sólo el mayor aparcamiento de aviones de Europa. La instalación ha recibido la autorización para recibir vuelos de hasta 19 pasajeros, según ha informado la Plataforma Aeroportuaria de Teruel (Plata). La Dirección General de Transportes ha modificado la autorización que tenía al tráfico aéreo para poder acoger este tipo de vuelos de tránsito comercial de pasajeros, sin la provisión de servicios AFIS, el sistema automático de información de vuelo. De esta forma, Teruel, cuyas campas están repletas de aviones que no vuelan por la paralización del sector aéreo por el coronavirus, abre la actividad comercial del aeropuerto a la llegada de aeronaves con pasajeros de manera discrecional y al uso de las instalaciones para los aerotaxis. En estos momentos, ya puede recibir vuelos ejecutivos.

Para dar cabida a la nueva actividad en el actual contexto provocado por la crisis sanitaria de la COVID-19, Teruel ha tenido que adaptar sus instalaciones a los nuevos requerimientos de seguridad. Así, según explicado su director, Alejandro Ibrahim, se las ha dotado de la triple medida de seguridad y de control sanitario de uso para pasajeros: medición de temperatura a distancia por infrarrojos, inspección visual y el formulario de localización, conocido como Passenger Location Card (PLC). También ha tenido que instalar otros sistemas como un arco detector de metales, un equipo de inspección de rayos X para equipajes o un equipo detector de trazas de explosivos y drogas.

Diversificación del negocio

Que Teruel haya obtenido la autorización para operar vuelos comerciales no implica que la instalación vaya a convertirse en un competidor para los aeropuertos de la red de Aena. Abrir el aeropuerto a esta aviación obedece a una demanda de las compañías que ya trabajan en sus instalaciones, «que nos sugirieron la posibilidad de hacerlo directamente sin necesidad de tener que volar a otros aeropuertos», como explicaba Ibrahim a este periódico en diciembre pasado.

El aeropuerto de Teruel, gestionado por un consorcio integrado por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel, se ha convertido en símbolo de la actual crisis del sector aéreo al tener aparcados en sus campas cerca de 130 aviones, el límite de su capacidad. La crisis de la COVID-19 ha incrementado su actividad hasta tal punto que está acometiendo ya obras de ampliación para poder albergar más aviones. Sin embargo, ya antes de la crisis del coronavirus, sus gestores se fijaron como objetivo diversificar sus líneas de negocio para no depender en exclusiva del mantenimiento, almacenamiento de larga duración y reciclado de aeronaves. En diciembre pasado, su consejo rector aprobó su Plan Director 2020-2030, que analiza la posibilidad de abrir una nueva línea de negocio con la operación de aviones de mercancías a partir de 2024. Además, también ha desarrollado un hangar de pintura para aeronaves hasta tipo A350-900.