Los alimentos siguen un 3% más caros que hace un año

El fin del estado de alarma eleva seis décimas los precios en junio. El IPC sube por las gasolinas y la luz, pero sigue en tasas negativas

Los precios se redujeron en junio un 0,3% en comparación con el mismo mes de 2019, aunque se incrementaron seis décimas con respecto a mayo. Pese a la subida, este es el tercer mes consecutivo con el IPC en tasa interanual negativa. El aumento respecto a mayo se debe, en su mayor parte, a las subidas de los precios de los carburantes y la electricidad. En concreto, el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en junio en relación al mes anterior y elevó seis décimas su tasa interanual, hasta el -0,3%, frente al -0,9% de mayo, según el indicador adelantado publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE recuerda que el 22 de junio finalizó el estado de alarma y la mayoría de los establecimientos comerciales reanudaron su actividad. En junio, la mayoría de la cesta de productos del IPC ya estaba disponible para su adquisición por los hogares, a excepción de los artículos relacionados con el turismo y la asistencia a espectáculos deportivos y culturales. Por tanto, explica el INE, en la estadística de junio los procedimientos utilizados para la estimación de precios han dejado de utilizarse, volviendo a los métodos habituales, a excepción de los artículos mencionados, donde se ha realizado una estimación, por lo que se ha realizado una doble estimación.

Por este motivo, se han creado dos grupos especiales de medición. Uno que incluye los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal. Los precios de este grupo subieron el 2,3 % en junio frente al mismo mes del año pasado, cinco décimas menos que en mayo. Al detalle, en alimentación y bebidas no alcohólicas la subida en junio es del 2,8 %, siete décimas menos que en mayo; con un incremento del 4,2 % para los frescos y del 2 % en envasados, también por debajo de la tasa de mayo. Estadística destaca el comportamiento de los precios de los alimentos, cuya tasa anual pasa del 3,5% en mayo al 2,8% en junio. De ellos, los alimentos frescos alcanzan una tasa del 4,2%, más de un punto por debajo de la del mes anterior, y los alimentos envasados sitúan su tasa anual en el 2%, tres décimas por debajo de la de mayo. En conjunto, los alimentos bajaron sus precios un 0,3% de media, pero su coste aún se mantiene casi un 3% por encima del que marcaron hace un año.

El otro grupo contiene los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios. En estos servicios, los precios caen en junio el 2,4 %, lo que refleja una moderación más de 1,5 puntos por encima del registro de mayo.

En lo que respecta a la medición mensual -de mayo a junio-, los precios de los productos incluidos en el ‘grupo especial de bienes’ se abarataron un 0,2%. Los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas bajaron un 0,3%, con descensos mensuales del 0,3% tanto en alimentos frescos como envasados. Por su parte, los precios del ‘grupo especial servicios’ subieron un 1,2% en junio respecto a mayo. El INE atribuye este repunte al encarecimiento de la electricidad.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de junio situó su tasa interanual en el -0,3%, seis décimas más que en mayo. Por su parte, el indicador adelantado del IPCA aumentó un 0,4% en tasa mensual. El INE publicará los datos definitivos del IPC de junio el próximo 14 de julio.