Renfe adjudica a la española CAF la fabricación de 37 trenes por 258 millones de euros

Se trata de las primeras unidades para renovar la flota de Cercanías y Media Distancia

Renfe ha optado por el producto nacional para adjudicar el primer paquete de trenes con el que va a renovar su flota. La operadora pública ha adjudicado a CAF el suministro de 31 trenes de ancho métrico y 6 trenes alpinos, así como el mantenimiento parcial de la flota de trenes durante un periodo de 15 años, por un importe global de 258 millones de euros, según ha informado la compañía al término de su consejo de administración. Esta operación forma parte del plan de renovación de flota en los próximos años puesto en marcha por Renfe en 2019 para los servicios de Cercanías y Media Distancia. Se trata de la primera compra de trenes de Renfe en más de tres años.

La adquisición de estos trenes, según ha explicado Renfe, “permite atender las previsibles necesidades de rejuvenecimiento de la flota, con el incremento de la fiabilidad y reducción de las incidencias, el aumento de la eficiencia energética, así como la adecuación a las obligaciones de implantación de la accesibilidad y el incremento de la seguridad en el sistema ferroviario. Los 31 nuevos trenes para la red de ancho métrico (26 eléctricos y 5 híbridos) permitirán reducir la edad media de los 28 años actuales a 15 al final del contrato de Obligación de Servicio Público (OSP) suscrito por Renfe con el Estado para la prestación de estos servicios.

Estos trenes, que podrán circular a una velocidad máxima de 100 km/h, serán de dos coches y de tres coches para una mejor adaptación a la demanda, y deberán contar con zona para bicicletas y un sistema de “última milla” por baterías, entre otras cuestiones. Asimismo, habrá cinco trenes híbridos, que permitirán utilizar la tensión eléctrica en aquellos tramos en los que se dispone de catenaria, reduciendo las emisiones.

Otros siete trenes opcionales

El contrato adjudicado incluye como opción el suministro de hasta seis trenes eléctricos más adicionales, y otro tren híbrido, para la flota de ancho métrico, que presta servicio de Cercanías y Media Distancia en Asturias, Cantabria, País Vasco, Galicia, Castilla y León, y Murcia. Los seis trenes alpinos son para la línea C-9 de Cercanías Madrid que conecta la localidad de Cercedilla con el Puerto de Cotos, en la Sierra de Guadarrama, y que alcanza pendientes máximas de 77 milésimas. El contrato contempla, igualmente, el mantenimiento de primer nivel durante 15 años para 12 trenes de ancho métrico y los seis alpinos.

A pesar de la crisis del coronavirus, Renfe mantiene en pie su proyecto para renovar su flota de trenes de Cercanías y Media Distancia. En sus planes se incluye un contrato todavía pendiente de adjudicación de 2.756 millones de euros para el suministro de 211 trenes de Cercanías y su mantenimiento.