Mercadona instala un sistema de reconocimiento facial para reforzar su seguridad

Se usará sólo para detectar a personas con sentencia firme y medida cautelar de orden de alejamiento en vigor contra el establecimiento o alguno de sus empleados

Mercadona ha comenzado a instalar en sus supermercados un sistema pionero de seguridad para proteger tanto a sus empleados como a sus clientes. La compañía valenciana ha implantado lo que denomina “medida de detección anticipada” que no es otra cosa que un sistema de reconocimiento de rasgos físicos que detecta “única y exclusivamente la entrada de personas con sentencia firme y medida cautelar de orden de alejamiento en vigor contra el establecimiento de Mercadona o contra alguno de sus trabajadoras o trabajadores del mismo”.

El sistema, según explica la cadena de supermercados, permite detectar la infracción y tras contrastar “científicamente que se trata de esta persona”, se notifica a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, responsables de hacer cumplir la medida en vigor, adoptada por el juzgado correspondiente. Esta nueva tecnología, asegura Mercadona, “no guarda ningún tipo de información adicional, pues es eliminada en su totalidad en 0,3 segundos, que es la duración de todo ese proceso (tiempo similar a un parpadeo)”.

Este novedoso sistema de seguridad se encuentra activo desde ayer mismo en aproximadamente 40 tiendas, concretamente, en establecimientos la cadena de Mallorca y en algunos de Zaragoza y de Valencia. La compañía lo ha identificado con la cartelería informativa disponible en los accesos a las tiendas.

La compañía explica que “apelando a su responsabilidad proactiva, mediante la cual se exige desarrollar una férrea gestión de riesgos relacionados con la protección de datos, ha llevado a cabo la implementación y puesta en marcha de esta medida siempre en constante contacto con las autoridades correspondientes para garantizar la total protección y todas sus garantías legales”. En definitiva, añade, se trata de “un sistema de detección anticipada que contribuye, exclusivamente, al cumplimiento de las sentencias firmes y medidas cautelares en vigor, que tengan una orden de alejamiento del establecimiento o contra cualquiera de sus trabajadoras o trabajadores”.