La compraventa de viviendas se desploma: registra su peor mayo desde 2007

Con un retroceso del 53,7%, el más pronunciado de toda la serie, la compraventa de viviendas encadena tres meses consecutivos de tasas interanuales negativas

Como era de esperar, el mercado inmobiliario se hundió durante el confinamiento y durante las fases de desescalada no consiguió levantar cabeza. Este mes de mayo fue el peor mes para la compraventa de viviendas desde 2007, cuando se inició la serie, y la cifra más baja en cualquier mes desde noviembre de 2013. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la compraventa de viviendas se desplomó un 53,7% el pasado mes de mayo hasta sumar 22.394 operaciones. Durante el mes de mayo, las provincias españolas atravesaron la fase 0, la fase 1 y buena parte de España alcanzó la fase 2, muy lejos aún de la “nueva normalidad”, que llegó el pasado 21 de junio. A partir de la fase 1, ya se podían realizar visitas a inmuebles con las medidas de seguridad habituales de cita previa, distanciamiento y uso de mascarilla, entre otras, pero las reticencias a desplazarse aún eran enormes y la situación económica de muchas familias había empeorado aún más tras más de dos meses en ERTE o con sus negocios cerrados.

Con este retroceso, el más pronunciado de toda la serie, la compraventa de viviendas encadena tres meses consecutivos de tasas interanuales negativas después de haber caído en marzo un 18,6% y en abril un 39,2%, meses afectados por el estado de alarma y la pandemia del Covid-19. La caída de las compraventas de viviendas en mayo fue consecuencia del retroceso de las operaciones sobre viviendas usadas en un 54,7%, hasta 18.122 transacciones, y del recorte en un 48,7% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 4.272 operaciones. En ambos casos se trata de los mayores retrocesos de toda la serie histórica. El 90,5% (20.258) de las viviendas transmitidas por compraventa en el quinto mes del año fueron viviendas libres y el 9,5% (2.136), protegidas. Por otro lado, en términos mensuales (mayo sobre abril), la compraventa de viviendas disminuyó un 10,6%, su mayor retroceso en este mes en al menos cinco años.

Andalucía, a la cabeza

Todas las comunidades redujeron sus compraventas de viviendas en mayo en tasa interanual. Los mayores retrocesos se registraron en Canarias (-69,5%), Comunidad Valenciana (-64,2%) y Asturias (-62,9%) y los menores en Madrid (-38,7%) y Galicia (-44,7%). En valores absolutos, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en el quinto mes del año, con 4.310 compraventas, seguida de Cataluña (4.047), Madrid (3.829) y Comunidad Valenciana (2.790). Sin embargo, si la cifra de compraventas se calcula por cada 100.000 habitantes, la comunidad que registró la mayor cifra fue la Comunidad de Madrid (73 viviendas por cada 100.000 habitantes), Comunidad Valenciana (70) y Cataluña (68).

Las fincas caen un 61,8%

Las fincas transmitidas el pasado mes de mayo alcanzaron las 74.637, cifra un 61,8% inferior a la registrada en el mismo mes de 2019. Por compraventa se transmitieron un 59,6% menos de fincas que en mayo de 2019, mientras que las transmisiones por donación se hundieron un 61,9% y las transmitidas por permuta descendieron un 68,4%. Por su parte, las operaciones por herencia disminuyeron un 68,6%.

Según los datos del INE, el número de compraventas de fincas rústicas bajó un 70,2% interanual en mayo, hasta un total de 4.097 operaciones, mientras que las compraventas de fincas urbanas, donde se incluyen las viviendas, se redujeron un 57,8%, hasta 35.302 operaciones. Por comunidades, Madrid, con un retroceso del 53,4%, fue la que registró el menor descenso interanual, mientras que los más acusados se dieron en Canarias (-74,5%), Extremadura (-69%) y La Rioja (-68,7%). En mayo, el mayor número de fincas transmitidas por cada 100.000 habitantes se dio en Castilla y León (276), Castilla-La Mancha (269) y Aragón (268).