Cuatro millones de trabajadores están atrapados por la crisis laboral

Solo un 20% de los afectados ha logrado reincorporarse a la actividad entre mayo y junio

Trabajadores de Airbus en Illescas se movilizan en defensa del futuro del sector aeronáutico
Los trabajadores de la planta de Airbus de Illescas durante la concentración a las puertas de la fábrica este martesIsmael HerreroEFE

Algo más de cuatro millones de trabajadores (4,1) se encuentran atrapados por la crisis laboral. Algo menos de un millón, (795.145) han perdido su empleo y casi dos millones (1.830.664) siguen afectados por un ERTE o son autónomos con una caída de ingresos tal que han solicitado ayuda al Estado (1.469.135). Sin embargo, en un solo mes, el volumen de personas afectadas por la crisis laboral se ha reducido en un 20%, es decir, un millón de profesionales ha podido salir de esta situación, según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad. Durante mayo fueron 5,1 millones las personas afectadas, que se reparten entre las que han perdido su empleo (695.239), las afectadas por ERTE (2.998.970), y los autónomos solicitantes de ayuda (1.429.117).

Con respecto a los meses anteriores, en abril fueron 3.386.785 los profesionales en un proceso de ERTE, el techo de afectados, y la caída en la afiliación fue de 883.053. En marzo, por su parte, los afectados por ERTE fueron 650.000 y los que perdieron su empleo, 833.979.

1,6 millones de trabajadores abandonan el ERTE

El informe de Randstad Research también destaca la reducción paulatina de profesionales acogidos a ERTE, un mecanismo creado para lidiar con los estragos en los peores momentos de la crisis y que ha sido considerado muy oportuno por los diferentes agentes del diálogo social. Desde abril, momento en el que un mayor volumen de trabajadores estuvo acogidos a esta herramienta, 3,39 millones, se ha reducido en un 46%, es decir, 1,56 millones de profesionales han abandonado el ERTE. La cifra de finales de junio, 1,83 millones, supone que aún uno de cada diez trabajadores afiliados se encuentra en un ERTE.

Según Valentín Bote, director de Randstad Research, y encargado de presentar esta mañana el informe, el dato de la reducción de un 46% de las personas en ERTE desde abril “es sin duda un síntoma positivo de la recuperación, lenta y constante, de nuestro mercado laboral”. “Pero sin duda hemos de ponernos todos manos a la obra para diseñar mecanismos para combinar la flexibilidad de las empresas con la seguridad de los trabajadores, ya que estimamos que, hasta final de año, continúen en ERTE una media de un millón de personas”.

Las islas lideran los ERTE

El porcentaje de trabajadores acogidos a un ERTE con respecto al total de afiliados fluctúa de manera considerable según la comunidad autónoma. Baleares, con el 24,5%, y Canarias, con 20,7%, son las que registran mayor porcentaje de profesionales en ERTE, seguidas por Catalunya, la Comunidad de Madrid (11,5%), Castilla y León (10,4%), y la Comunitat Valenciana (9,8%), todas ellas por encima de la media nacional (9,9%).

Ya con pesos más moderados, inferiores al conjunto del país (9,9%), se encuentran Ceuta (8,9%), La Rioja (8,1%), Galicia (7,7%), Andalucía, Asturias (ambas con el 7,6%), País Vasco (7,5%), Cantabria (7,2%), o Melilla (7,1%).

Los porcentajes más bajos de trabajadores en ERTE, todos ellos por debajo del 7%, se han registrado en Aragón (6,8%), Navarra (6,4%), Murcia (5,3%), Castilla-La Mancha (4,8%) y Extremadura (4,7%).