¿Estoy obligado a aceptar un seguro para acceder a un crédito o una hipoteca?

Dos de cada tres solicitantes de préstamos así lo creen. Un estudio del Consejo General de Colegios de Mediadores expone las prácticas que aplica la banca para vincular la contratación de seguros a otros productos

¿Condición indispensable o práctica ilegal? Al contratar una hipoteca o un crédito al consumo es habitual que la entidad sugiera al cliente la contratación de otros productos como seguros de vida, hogar o coche a cambio de mejores condiciones en su crédito. El dilema llega cuando ese ofrecimiento se transforma en obligación y aceptar un seguro se convierte en requisito indispensable para poder acceder a un préstamo hipotecario o de otro tipo. Tal y como lo presentan algunos bancos, muchos clientes creen que su contratación es obligatoria y acaban aceptando por ser su banco de confianza o por poner punto y final a la búsqueda de préstamos.

En concreto, el 66% de personas que solicitan una hipoteca o préstamo al consumo no son informados por los bancos de la posibilidad de contratar la póliza de seguro con cualquier compañía y creen que deben hacerlo con esa entidad en concreto. Además, en 59% de los casos la suscripción del seguro fue una condición necesaria para formalizar la concesión del préstamo, una cifra que aumenta hasta el 74% en el caso de las hipotecas y disminuye al 53% en el caso de los préstamos al consumo. Estas son dos de las principales conclusiones del Estudio sobre la contratación de seguros vinculados a hipotecas y préstamos realizado por el Consejo General de Colegios de Mediadores, a través de su Escuela de Negocios, CECAS, y la empresa de investigación de mercados GAD3.

¿Es legal?

Lo cierto es que solamente un 39% de los encuestados afirma que la contratación de un seguro no fue una condición necesaria. Según el estudio, al 84% de los entrevistados su banco les ofreció la posibilidad de adquirir un seguro vinculado a hipoteca o préstamo personal que, finalmente, se tradujo en que 74% de los clientes contratara una póliza comercializada por la entidad. Las principales dudas se centran en la legalidad de estas prácticas. Javier Barberá, presidente de Escuela de Negocios CECAS denuncia que la vinculación de seguros a hipotecas y créditos al consumo es “un claro inclumplimiento legal”: “Hemos detectado prácticas comerciales abusivas e ilegales en la venta de seguros por parte de la banca que van contra la libertad de los clientes y la competencia, aprovechando su posición dominante”.

“Hay una evidente falta de transparencia. La banca no da opciones al cliente, quien cree estar obligado a contratar el seguro con la propia entidad para conseguir el crédito”, añade Barberá. El presidente de CECAS señala que esta práctica esta prohibida por tres leyes: la Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros; la Ley de Defensa de la Competencia y la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios.

¿Qué seguros se suelen imponer?

En cuanto a ramos comercializados, los seguros que más se vinculan son los de Vida (72%) seguido de Hogar (59%) como los dos principales y el peso de Auto ha crecido hasta situarse en el 20%. Atendiendo al tipo de crédito, en el caso de las hipotecas, Hogar se vincula en un 81% de casos, Vida en 71% y Autos 21%. Mientras que en los préstamos para el consumo, Vida llega al 61%, Hogar, 39% y Autos en 17%. Un aspecto que destaca el estudio es la duración de los contratos de seguro contratados a través de las entidades bancarias. Por regiones, Valencia y Sevilla registran en mayor proporción (91% y 90% respectivamente) la oferta de seguros asociados a la concesión de una hipoteca o préstamo. Les sigue Barcelona con un 88%. En Madrid, con 76% es el lugar donde la práctica es menos frecuente en comparación con el resto de zonas.

El 75% de las personas que han conseguido una hipoteca o crédito al consumo afirma que siguen estando asegurados con la misma póliza que suscribieron en el momento de disponer del crédito. Una práctica no menos grave e importante debido al sobrecoste que ocasiona a lo largo del tiempo, opina Barberá: “Según nuestros datos la prima media de una póliza contratada en una entidad es un 79% superior al de las aseguradoras y, además, en muchas ocasiones, se ofrecen unas coberturas por encima de las necesidades reales de quien contrata”.

¿Qué otras opciones hay?

Más del 60% de las personas en búsqueda de un crédito hipotecario o de consumo visitan entre dos y cuatro entidades antes de tomar una decisión. “El cliente puede contratar un seguro con cualquier compañía o a través de cualquier mediador que siempre van a asesorar gratuita y profesionalmente”, subraya Javier Barberá en un vídeo difundido a través del Twitter oficial del Consejo General de Colegios de Mediadores. Por ello, el Colegio exige que se acabe con las vinculaciones obligatorias que van contra la libertad del cliente y se informe al consumidor sobre sus opciones.