El IBEX-35 continúa buscando la estabilidad

El índice español concluye la jornada con un descenso del 0,17%, en línea con las principales Bolsas europeas

La bolsa española baja el 0,17 % ante las dudas de los inversores
Vista este jueves del interior de la Bolsa de Madrid. EVega AlonsoEFE

El índice español alcanza el ecuador del mes de julio aún bajo los 7.500 puntos, nivel objetivo sobre el cual aún no consigue solidificar sus cimientos. Tras una primera mitad de mes ciertamente convulsa, que vio al selectivo arrancar en 7.400 puntos, descender hasta 7.270 y volver a escalar hasta sus 7.470 actuales, no cabe duda de que solidificar la tendencia alcista será el principal objetivo del IBEX-35.

En una jornada liderada por Acciona (+5.4%), Cellnex Telecom (+2.8%) y Bankia (+1.10%), y cuya contrapartida negativa la encabezan Amadeus IT Group (-3.75%), Banc Sabadell (-2.83%) e Indra (-2.78%), el índice ibérico se ha apoyado en los datos de Wall Street y la progresiva recuperación del PIB en China como principales estímulos para continuar por encima de los 7.400 puntos, a la espera de próximas publicaciones de resultados empresariales. Los sectores farmacéutico, energético y tecnológico continúan actuando como red de seguridad del IBEX-35 ante potenciales recortes a la baja, si bien en últimas jornadas los resultados intradía han mostrado resultados mixtos.

Con el avance de resultados y su posible repercusión sobre el selectivo español, la frontera de los 7.500 puntos continuará siendo el rival a batir en el corto plazo, así como el soporte más cercano podrá observarse en torno a los 7.445 puntos.