Por qué los países del Este son la nueva amenaza para España y el fondo de rescate europeo

Hungría lidera la nueva "rebelión" junto con Polonia, Chequia y Eslovaquia

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, a su llegada a la cumbre de líderes europeos que se celebra en Bruselas para pactar el fondo de reconstrucción
El primer ministro húngaro, Viktor Orban, a su llegada a la cumbre de líderes europeos que se celebra en Bruselas para pactar el fondo de reconstrucciónFrancois LenoirAP

No sólo el primer ministro holandés Mark Rutte es el hueso duro de roer de esta cumbre de líderes europeos. El primer ministro húngaro Viktor Orban también se ha erigido en el líder natural de los países de Visegrado, eje también formado por Polonia, República Checa y Eslovaquia. Estos países (aparte de la preservación de los fondos regionales y de las ayudas para la transición energética) se oponen a cualquier control sobre el Estado de Derecho a través de las partidas europeas. La propuesta sobre la mesa amenaza con cortar el maná europeo ante cualquier deriva autoritaria, en un apuesta clara por poner coto a los países del Este. El texto propone que sea la Comisión Europea la que haga una primera valoración. Si una mayoría cualificada de Estados miembros (55% de los Estados que suponen el 65% de la población) comparte este análisis, podría procederse al bloqueo del dinero. Los países del Este consideran esto una asunción inasumible y también han amenazado con vetar tanto el Fondo de Reconstrucción de 750.000 millones de euros como el marco financiero plurianual.

Aunque el presidente del Consejo Europeo Charles Michel es partidario de mantener este mecanismo de control, todo indica que la canciller alemana Angela Merkel está dispuesta a dulcificar este apartado con el objetivo de no poner más palos en las ruedas de un posible acuerdo. Tanto Polonia como Hungría han sido expedientados por las instituciones europeas con el artículo 7, el denominado en los pasillos europeos como botón nuclear. En un último estadio, esto podrían conllevar la pérdida del derecho de voto en el Consejo, pero para ello se requiere unanimidad. Por eso, los dos procesos permanecen paralizados desde hace meses. De ahí, que el Ejecutivo comunitario haya intentado otras alternativas a través de los fondos europeos, teniendo en cuenta que los países del Este son los que más se benefician, ya que su riqueza está por debajo de la media europea. En medio de esta “guerra entre los países del Norte, Sur y Este, el comisario europeo de Presupuesto, Johannes Hahn, recordó a los líderes en Twitter que, mientras discuten “quién recibe qué bajo qué condiciones”, la crisis del coronavirus no ha terminado y los contagios continúan al alza en muchos países, por lo que urge un acuerdo para apoyar a los ciudadanos y a la economía.