Naturgy obtiene un beneficio de 334 millones

La energética actualizará en otoño los objetivos de su plan estratégico

Naturgy ganó 334 millones de euros hasta junio, un 43,6% menos que en el mismo semestre de 2019, debido a la crisis del coronavirus, que hizo caer la demanda y desplomó los precios de gas y electricidad, y ha anunciado que en otoño actualizará los objetivos de su plan estratégico hasta 2022. En una comunicación a la CNMV, la multinacional energética ha avanzado también que ha logrado “avances en la terminación anticipada de contratos -de aprovisionamiento de gas- a largo plazo por un volumen anual de 20 Teravatios hora (TWh), y espera nuevos acuerdos durante la segunda mitad del año” con otros suministradores para modificar contratos en volumen y en precio.

“La desaceleración de la actividad económica ha tenido un impacto significativo en la evolución de la demanda de electricidad y gas a nivel mundial y, por lo tanto, en las diversas regiones donde opera el grupo”, argumenta Naturgy para justificar sus menores ganancias. En esta línea, la compañía precisa que la demanda de electricidad y gas en España cayó un promedio del 8,5 y 9,7% en el primer semestre, respectivamente, y también bajó en Latinoamérica un 3,7% y un 13,9% en comparación al año anterior. La crisis desencadenada por la pandemia de la COVID-19 generó una “disminución sin precedentes de los precios de las materias primas en los principales mercados”, recuerda Naturgy, que especifica que en este primer semestre del año hubo un descenso del 44% de los precios de la electricidad en el mercado mayorista español y de entre un 34 y un 53% en los precios de los principales índices de gas.

Asimismo, Naturgy se vio afectada también este semestre por la depreciación significativa de algunas divisas latinoamericanas, lo que recortó el beneficio neto en 23 millones en comparación al primer semestre de 2019.

Avance en los objetivos

En términos ordinarios, Naturgy asegura que el beneficio neto del período fue de 490 millones, un 30,3% inferior; y el Ebitda de 2.037 millones, un 11,1% inferior al del primer semestre de 2019. Con todo, la multinacional que lidera Francisco Reynés resalta que tiene una posición de liquidez que alcanza los 10.006 millones, “lo que le permite afrontar cómodamente sus compromisos financieros, así como estar en disposición de poder capturar las oportunidades de crecimiento que puedan surgir”, remarca en un comunicado.

Naturgy no ha hecho estimaciones hasta el momento sobre el impacto de la crisis en sus ganancias en 2020 con el argumento de que el escenario era aún demasiado incierto, pero este miércoles ha anunciado que en el último trimestre del año celebrará un Capital Markets Day para explicar “su siguiente fase de transformación”. En particular, la multinacional precisa que “profundizará en la estrategia industrial para la creación de valor en cada uno de sus negocios y actualizará así sus objetivos, reafirmando sus compromisos con el dividendo”, así como en el ámbito medioambiental, social y de gobierno corporativo, remarca. ”A pesar del contexto reciente, hemos avanzado en todos los pilares que nos propusimos ahora hace dos años. Somos una compañía más eficiente, dinámica y activa en la gestión de sus negocios, lo que nos permitirá hace frente a las dificultades derivadas del entorno de una manera más realista y efectiva”, ha asegurado Reynés en un comunicado.

Renegociar los contratos de suministro de gas, seguir reduciendo el perfil de riesgo de la compañía mediante la rotación de activos y establecer relaciones beneficiosas para ambas partes con los reguladores son otros objetivos que se propone Naturgy.