Bankia gana un 64% menos en el primer semestre

Destinó 185 millones de euros a provisiones extraordinarias y el beneficio se redujo hasta los 142 millones

Bankia ha obtenido un beneficio neto de 142 millones de euros durante el primer semestre del ejercicio, un 64% inferior al obtenido hace un año, debido a las provisiones para hacer frente a posibles contingencias como consecuencia de la situación generada por el coronavirus. La entidad ha efectuado una dotación de provisiones de carácter extraordinario de 185 millones de euros que, sumados a los 125 millones del primer trimestre, alcanzan los 310 millones. El objetivo de estas dotaciones es reforzar todavía más el balance y contar así con la máxima flexibilidad para atender las necesidades financieras futuras de los clientes. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha reconocido que el segundo trimestre de 2020 “ha sido uno de los más complejos a los que hemos tenido que enfrentarnos en nuestra historia”. En este sentido, Goirigolzarri ha subrayado que el confinamiento “nos obligó a cambiar completamente nuestro catálogo de productos de un día para otro, un reto que logramos gracias a la flexibilidad de nuestros sistemas y al tremendo esfuerzo llevado a cabo por todos los profesionales de Bankia”. “Por supuesto, la pandemia también ha tenido un impacto en nuestros resultados”, ha explicado Goirigolzarri, tras poner en valor que “hemos sido capaces de aumentar de nuevo nuestra solvencia en un trimestre tan complejo y ya rozamos el 14% de ratio de capital, con lo que nos mantenemos como líderes destacados de la gran banca española”.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, por otra parte, ha afirmado que “ha sido un trimestre de fuerte expansión del crédito a empresas, muy apoyado en las líneas de avales ICO”, mientras que en el negocio de particulares “hemos visto una sólida recuperación de la actividad a lo largo del trimestre que ha sido especialmente positiva en hipotecas y fondos de inversión”. En este sentido, ha indicado que el avance en el segundo trimestre de los ingresos recurrentes, margen de intereses y comisiones, a pesar del entorno económico, “supone empezar la segunda mitad del año con una cuenta de resultados con ingresos en crecimiento, con unas ratios de dudosos mejores y con un importante aumento de la solvencia, lo que nos permite ser optimistas sobre la evolución de Bankia en el conjunto del año 2020”. Sevilla ha destacado que, en paralelo, la calidad del balance “ha continuado mejorando con una reducción de la ratio de activos improductivos y una mejora de la cobertura”, apoyada “en la positiva evolución de la ratio de capital”. Bankia ha logrado un trimestre más, a pesar del esfuerzo en provisiones por el Covid-19, mantiene la solvencia entre los grandes bancos españoles. Teniendo en cuenta las medidas de flexibilización de capital adoptadas por los reguladores, la ratio de capital CET1 fully loaded ha sido del 13,95%, lo que supone una generación de capital de 100 puntos básicos sobre el primer trimestre de 2020. Sin incluir este efecto, la ratio de capital CET1 FL a cierre de junio ha sido del 13,27%, lo que supone una generación orgánica de capital de 32 puntos básicos. Por su parte, el CET1 phase in ha finalizado el semestre en el 14,32%, lo que significa un colchón de 594 puntos básicos sobre las exigencias regulatorias. Además, Bankia mantiene un coeficiente de cobertura (LCR) se eleva al 181% y tiene tomados más de 22.900 millones de euros del Banco Central Europeo (BCE) a través del TLTRO III.