La fibra de Telefónica llegará al 100% de los hogares en 2025

La compañía gana 831 millones de euros en el primer semestre pese al impacto de 806 millones del coronavirus

El 100% de España estará cubierto por la fibra óptica de Telefónica en el año 2025. Este es el compromiso que ha adquirido la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete en su propuesta para un Pacto Digital, que nace con el objetivo de ser la hoja de ruta para la digitalización de pymes, autónomos y Administraciones públicas. Telefónica asegura que hará “el mayor de sus esfuerzos para impulsar la digitalización completa de España” y ser además líder en la implantación de la tecnología 5G para reactivar la economía y “reconstruir la vida”. Calcula Telefónica que “la reinvención digital” de España podría tener un impacto anual de aproximadamente el 1,8% del PIB hasta 2025, el equivalente a 22.500 millones de euros. Digitalizar el funcionamiento y los servicios de la administración pública y las pymes, cerrar la brecha digital, generar una actitud de aprendizaje a largo plazo mediante la reformulación del sistema educativo o trabajar en una nueva ética de los datos figuran entre los objetivos recogidos en el Pacto.

La empresa de telecomunicaciones también ha presentado este jueves los resultados del segundo trimestre, “marcados por una gestión operativa y una gestión financiera que ha permitido compensar en parte el impacto financiero del coronavirus y de la depreciación de las divisas”. La compañía ganó 831 millones de euros en el conjunto del primer semestre, al tiempo que confirma sus previsiones para el ejercicio y el dividendo correspondiente a 2020. El beneficio se ha reducido un 53% en comparación con el mismo periodo del año anterior, lastrado por los 806 millones de euros de impacto negativo de la pandemia en la actividad comercial en los países donde está presente Telefónica. A esto se suman otros 791 millones de impacto desfavorable por los tipos de cambio.

Durante estos seis meses la facturación del grupo ha descendido un 10% con respecto al mismo semestre de 2019 y se ha situado en 21.705 millones de euros. No obstante, el impacto del coronavirus fue más acusado en el segundo trimestre del año, con el confinamiento y el estado de alarma, cuando los ingresos bajaron un 14,8 %. Por mercados, su principal caída del negocio se produjo en Brasil, un 21,4 %, muy influida por el tipo de cambio. En España, la facturación cayó un 3,4%; en Alemania, un 2%, y en el Reino Unido, un 1,2%. Pese a todo, la deuda financiera neta ha descendido un 7,5% en el último año, hasta los 37.201 millones de euros.

“Durante el segundo trimestre del año, marcado por la crisis de COVID-19, el comportamiento de Telefónica ha sido resistente, limitando el impacto en ingresos con una sólida gestión operativa de control de costes y de inversión. Estas acciones nos han permitido registrar, tanto en el segundo trimestre como en el semestre, un crecimiento del flujo de caja operativo y del margen en los cuatro mercados clave y reducir la deuda un 7,5% interanual. Además, se ha producido una destacada mejora en la actividad comercial a lo largo de junio, con el 100% de las tiendas abiertas en Europa”, explica Álvarez-Pallete.

España, el 28% de los ingresos

En cuanto al desempeño comercial, la operadora remarca que continúa la mejora de los accesos de alto valor, como refleja la subida del 1% de clientes de contrato móvil y del 5% de los de ultra banda ancha. Esto, unido a la reducción interanual de cuatro décimas del ‘churn’ (tasa de baja de clientes), “permite alargar la vida media del cliente”. En España, los ingresos en el primer semestre fueron de 6.106 millones de euros, lo que representa el 28% del total de ingresos de Telefónica en el mundo. A causa del coronavirus, Telefónica tuvo que cerrar el 90% de sus tiendas en marzo y abril, y el 50% en mayo. También le afectó negativamente la interrupción de las competiciones deportivas, principalmente el fútbol, y las suspensiones de portabilidad. La venta de terminales móviles descendió un 34% en el conjunto del semestre, hasta los 108 millones de euros, pero la caída se situó en el 50% en el segundo trimestre.

El promedio de ingresos por usuario en el primer semestre de 2020 se situó en 91,3 euros, un 1,7% menos que en el mismo periodo del año pasado. El número de accesos totales de la compañía se situó en los 41,7 millones en junio, un 0,5% menos, debido a la caída de accesos en el sector minorista de telefonía fija (-2,7%) y televisión de pago (-1,3 %). Por el contrario, la fibra en hogares creció un 7,4 %, hasta los 4,4 millones de accesos, y la telefonía móvil minorista subió un 1,4%, hasta rozar los 19 millones de líneas.