La ministra de Turismo reivindica la seguridad del Parque Warner y carga contra el veto británico

Reyes Maroto ha visitado Parque Warner Madrid, uno de los principales parques temáticos de Europa, para comprobar los protocolos de seguridad implantados por estos lugares de ocio

La crisis sanitaria y económica provocada por la Covid-19 impactó también en los parques de atracciones, que tuvieron que retrasar su temporada alta, teniendo que soportar durante esos meses el coste de mantenimiento de las instalaciones. Este jueves 30 de julio la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha visitado Parque Warner Madrid, uno de los principales parques temáticos de Europa, para comprobar los protocolos de seguridad implantados por estos lugares de ocio que en buena parte retomaron su actividad el pasado 22 de junio.

La titular de Turismo ha reivindicado que los parques de atracciones están “preparados” y “son espacios seguros” y ha hecho un llamamiento a que turistas, tanto nacionales como internacionales, confíen en los parques de atracciones españoles. En cuanto a la llegada de turistas británicos, uno de los principales mercados emisores de visitantes para España, Maroto ha calificado de “desproporcionada” la cuarentena impuesta por Reino Unido y la recomendación de no viajar. “Han hecho una inversión muy importante para garantizar las condiciones de seguridad sanitaria. Los ciudadanos pueden estar tranquilos y venir al parque a disfrutar con sus familias”, apuntó Reyes Maroto. En este sentido, la ministra ha recordado que tanto Warner como el resto de parques españoles cuentan con el sello “Safe Tourism” y lo que ahora necesitan son “clientes” para lograr su recuperación. Haciendo referencia a los rebrotes entre los colectivos más jóvenes, Reyes Maroto ha señalado que, al tratarse de entornos seguros y totalmente monitorizados, los jóvenes pueden venir a disfrutar sin que se comentan conductas que conlleven algún tipo de riesgo sanitario.

Un sector clave

El sector turístico “es el más afectado por la crisis sanitaria y estamos preparados para reforzar estas medidas si fuera necesario para que aguanten, ya que de él dependen casi tres millones de empleos directos”, ha asegurado Maroto. La ministra ha recalcado el apoyo del Gobierno hacia los parques de atracciones y ayudas como la flexibilización de los ERTE y las líneas de créditos ICO, entre otras. Durante la cuarentena y durante el inicio de la “nueva normalidad”, el sector ha pedido al Gobierno un mayor apoyo económico y laboral a través de medidas concretas, tales como: prolongar los ERTE hasta final de año, la exoneración del abono de la cuota de la Seguridad Social durante ese período, la habilitación de una línea especial de financiación o o la concesión de ayudas estatales directas. Tal y como ya ocurre con otros sectores turísticos y culturales, la Asociación Española de Parques de Atracciones y Temáticos (AEPA) también reclama desde hace varios meses que se recupere el tipo reducido del IVA del 10% para facilitar la recuperación del sector. En este sentido, la ministra ha reconocido que el sector de los parques de atracciones lleva reivindicando esta bajada de impuestos desde que en 2012 se les subiese el IVA al 21% y ha asegurado que están “analizando todas las medidas que desde el sector les están trasladando”.

Medidas de seguridad

Al pensar en un parque de atracciones, aparecen en nuestra mente imágenes de grandes espacios con muchos visitantes, enormes colas de espera, lo que a veces podría llegar a ocasionar aglomeraciones para montarse en una atracción, ver un espectáculo o comer en uno de sus restaurantes. Desde junio, todos ellos disponían de un plan y protocolos de reapertura que les han permitido adaptar sus actividades a la “nueva normalidad”.

Los parques de atracciones cuentan con la ventaja de tener muchos espacios al aire libre. No obstante, el gran reto se encontraba en las atracciones. Parque Warner Madrid ha resuelto este quebradero de cabeza con la obligatoriedad de usar mascarilla en las atracciones y la desinfección tras cada viaje de los agarradores. En cada fila solo montan personas que vengan juntas al parque y se van subiendo a la atracción de fila en fila, empezando por la primera y la última hasta completarlas todas. También se han colocado señales que indican la necesidad de mantener la distancia de seguridad mientras se hace cola y aforo limitado.”El aforo se mantiene a un tercio. Todavía se nota que a la gente le cuesta venir pero están aceptando muy bien las medidas y cada vez se siente más segura para venir a disfrutar”, señalan fuentes de Warner. De igual manera, se ha fomentado el uso de dispositivos digitales para comprar la entrada con antelación y escanearla sin tener que pasar por taquilla ni manejar papel, tal y como ocurre en aeropuertos o restaurantes con la eliminación de las cartas físicas. En cuanto a la continuidad de estas medidas, Warner prevé al menos que se mantengan hasta final de año: “Las mantendremos así porque queremos que la gente venga segura hasta que todo esto pase”.