Renfe transporta un 48% menos de viajeros hasta junio y lanza descuentos en AVE para estimular la demanda

La compañía registra unas pérdidas en la primera mitad del año de 209 millones de euros

Renfe sigue a medio gas, en el más estricto sentido de la expresión. La compañía opera en este momento 160 trenes diarios, la mitad de los que ponía en circulación antes de la crisis. Y ese es, prácticamente, el número de pasajeros que está transportando. En los seis primeros meses del año, el número de viajeros ascendió a 134,54, un 48,6% menos que hace un año, según las cuentas de la primera mitad del año de la compañía a las que ha tenido acceso LA RAZÓN. En lo que va de ejercicio, la operadora pública ha registrado unas pérdidas de 209,8 millones de euros. El pasado mes, la compañía acumuló otros 26,4 millones de pérdidas, con lo que ha empezado a frenar la sangría que sufrió en abril (-123,3 millones) y mayo (-183,5 millones), coincidiendo con los meses del confinamiento por el coronavirus, que redujeron la actividad de la compañía al mínimo.

Entre enero y junio, los ingresos de Renfe cayeron un 29%, hasta los 1.433 millones de euros; un retroceso que la compañía pudo compensar en buena medida gracias a una contención del gasto de algo más del 18%. La división de viajeros, con 176 millones, es la que más dinero perdió en el periodo.

Las pérdidas están muy alejadas del escenario que había previsto Renfe para este año antes de que la pandemia diese al traste con sus planes. Su proyección era haber ganado ya a mitad de año 23,5 millones de euros. Pero el coronavirus ha dinamitado todos su planes, incluido el estratégico, que va a ser revisado; y la puesta en marcha de su servicio de bajo coste, el AVLO, que, como pronto, no comenzará a operar hasta finales de año.

Ofertas para estimular la demanda

Para tratar de estimular la demanda y recuperar parte del terreno perdido, Renfe ha puesto a la venta 200.000 billetes para viajar durante el próximo mes de agosto en trenes AVE y Larga Distancia con rebajas en su precio de hasta el 65%, según ha informado hoy. La nueva iniciativa comercial de la operadora para animar la demanda permite comprar billetes con los precios y las condiciones de la tarifa “Promo+”, que contempla flexibilidad en cambios y anulaciones; y coincide en el tiempo con la publicación de un informa de la Autoridad Fiscal que advierte de que el AVE español no es rentable ni social ni económicamente hablando.

La campaña, a su vez, contempla distintas opciones de compra de plazas para lograr el descuento. Entre ellas figuran los precios promocionales para parejas, que permite comprar dos billetes por el precio de uno, y los destinados a familias y grupos reducidos que posibilitan hacerse con cuatro plazas por 100 ó 120 euros.

Renfe ha detallado que estos descuentos y promociones varían en función de la línea de AVE o tipo de tren de que se trate. La compañía los comercializa a través de todos sus canales de venta, desde la web hasta las oficinas de Correos, pasando por teléfono, taquillas de estaciones y agencias de viajes.