La producción industrial repunta un 14% en España y despega en Alemania, Francia e Italia en junio

Las cuatro grandes economías del euro recuperan actividad, pero siguen lejos de valores pre-covid

Una operaria trabaja en la cadena de producción y montajeDavid ZorrakinoEuropa Press

La producción industrial de Alemania, Francia, Italia y España, las cuatro principales economías de la zona euro, mantuvo en junio una fuerte tendencia al alza tras el rebote experimentado en mayo al comenzar a levantarse las restricciones, según los datos difundidos por los diferentes institutos nacionales de estadística de cada país, que alientan la expectativa de recuperación en la eurozona, después del histórico desplome del PIB del 12,1% en el segundo trimestre. En el caso de España, el Índice General de Producción Industrial (IPI), corregido de estacionalidad y calendario, subió un 14% en junio en relación al mes anterior y suma ya dos meses consecutivos al alza después de otros dos de fuertes retrocesos mensuales, y moderó su caída al 9,6% en junio en variación interanual, tasa que es superior a la caída del 28,1% que experimentó en mayo.

La industria fue recuperando ritmo durante el mes de junio en todos territorios, que fueron ganando actividad según iban progresanso las diferentes fases de la desescalada, hasta alcanzar la nueva normalidad el día 21 de junio, cuando finalizó el estado de alarma. “El mayor dinamismo respecto al mes anterior se sigue observando en la industria de bienes de consumo duradero (+38%) y en la de bienes de equipo (+30,9%), que fueron las que habían sufrido previamente una mayor caída”, refleja el INE.

Variación anual del índice de producción industrial en España hasta junio de 2020 (INE) EPDATA 07/08/2020 EPDATA

Sin embargo, pese al repunte mensual, los datos anuales siguen reflejando el impacto de la crisis sanitaria en la producción industrial, que ni siquiera se acercan a los niveles que tenían antes del impacto de la pandemia. Así, la actividad industrial cayó un 9,6% el pasado mes de junio respecto al mismo mes de 2019, aunque esta tasa es 18,5 puntos superior a la del mes de mayo. Con el desplome interanual de junio, la producción industrial encadena cuatro meses consecutivos en tasas negativas. Si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, este indicador mostró una caída aún más intensa, del 14%, respecto a junio de 2019, aunque esta tasa nada tiene que ver con el descalabro registrado en mayo, que fue del -24,7%, es decir una diferencia de 10,7 puntos. Todos los sectores presentaron tasas anuales negativas en la serie original.

Los mayores descensos correspondieron a los bienes de equipo (-12,7%) y a la energía (-12,1%). Confección de prendas de vestir (-34,2%) y otras industrias manufactureras (-27,5%) registraron los mayores descensos. No todas las industrias mantienen una menor actividad. Las industrias extractivas, con un incremento del 11,2%, y la fabricación de productos farmacéuticos (+10,7%) incrementan su producción respecto a junio de 2019.

En cuanto al resto de grandes economías de la zona euro, el crecimiento de la producción industrial de Alemania aceleró en junio al 8,9% respecto del mes anterior, cuando había aumentado un 7,4%, según los datos de la Oficina Federal de Estadística germana, Destatis. En comparación con junio de 2019, no obstante, la actividad de la industria sigue siendo un 11,7% inferior. En términos interanuales, el nivel está aún un 19,5% por debajo de junio de 2019. La producción de bienes intermedios aumentó un 5%, la de bienes de consumo, un 7,3% y la de bienes de inversión, un 18,3 %. La producción en la industria del automóvil, una de las más importyantes del la “locomotora europea”, volvió a subir notablemente en junio -un 54,7 % respecto al mes anterior-, pero sigue estando un 20% por debajo de la registrada en febrero. En el conjunto del segundo trimestre, la producción industrial se contrajo un 16,1% respecto a los tres meses anteriores, principalmente debido al parón económico de abril.

En el caso de Francia, la segunda mayor economía del euro, la producción industrial creció en junio un 12,7%, después del rebote del 19,9% en mayo, con un alza del 14,4% de las manufacturas, que en mayo habían crecido un 22,2%. A pesar del fuerte incremento de la producción industrial en los dos últimos meses, la actividad del sector industrial se mantenía aún un 11% por debajo de su nivel habitual.

A su vez, Italia registró en junio un crecimiento de la producción industrial del 8,2% respecto del mes anterior, aunque en términos interanuales la actividad de la industria en la tercera economía de la eurozona fue un 13,7% inferior al dato de junio de 2019.