La crisis acaba con el 5% del empleo en las grandes empresas

Pierden el 13,4% de sus ingresos. Las ventas crecen menos en junio que en mayo, pese a la «nueva normalidad»

Bolsa de MadridVega AlonsoEFE

Las heridas de las empresas no terminan de cicatrizar. La última encuesta «Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas» de la Agencia Tributaria (AEAT) señala que el empleo de las grandes empresas retrocedió un 5,4% en el primer semestre del año. Por su lado, la facturación fue un 13,4% inferior a la del mismo periodo de 2019.

Aunque la caída del empleo en las grandes empresas fue del 8,9% en el sexto mes del año, por lo que se ha suavizado respecto al retroceso de mayo (-13,1%) o abril (-13,7%), sigue lejos de los datos de marzo (-0,1%), febrero (+1,8%) y enero (+1,8%). El rendimiento bruto medio obtenido por estos trabajadores repuntó un 0,2% en junio tras tres meses a la baja, si bien la Agencia Tributaria puntualiza que esos descensos se debían al efecto de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Estos datos son el resultado de los efectos de la crisis sanitaria. Los descensos de ventas comenzaron en febrero (-0,2%) y marzo (-12,5%) para alcanzar su mayor intensidad en abril (-32,6%) y después suavizarse al -23,3% en mayo y el -12,2% en junio, respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, al comparar las tasas de ventas durante los meses de desescalada e inicio de la nueva normalidad, se observa que la recuperación tiende a ralentizarse. Mientras que las ventas de las grandes compañías experimentaron un crecimiento del 13,8% en el mes de mayo (fases 0, 1 y 2 de la desescalada) frente al mes de abril, la cifra del mes de junio (últimas fases de desescalada y «nueva normalidad») sobre el mes de mayo refleja un incremento menor, del 13%.

Las pymes, las más afectadas

La caída en ventas es aún mayor si se tiene en cuenta a las pymes. En concreto, la Agencia señala que «el parón de la actividad afectó en mayor medida a las pequeñas empresas». Por ello, el informe de la Agencia que incluye también a pequeñas y medianas empresas refleja una caída de las ventas del 14,3% respecto al primer semestre de 2019.

La disminución de las ventas en el primer semestre se produce tanto en su componente interno (-12,9%) como en el externo (-15%). Sin embargo, mientras que las ventas interiores crecieron un 13,9% en junio sobre mayo –más que el 13,3% de mayo sobre abril–, las exportaciones frenaron su mejoría: aumentaron 10,7% en junio respecto a mayo, mientras que en mayo sobre abril crecieron un 15,9%.