Alcoa suspende los despidos y amplía la consulta del ERE mientras negocia su venta a Liberty House

La dirección concede seis semanas para encontrar una salida a la factoría y mantendrá en funcionamiento las cubas y la electrolisis

Miembros del comité de empresa de Alcoa a su llegada a la reunión mantenida, este jueves, en el Consello Económico y Social en Santiago de CompostelaOSCAR CORRALEFE

La dirección de Alcoa ha accedido a ampliar las consultas del ERE hasta el 28 de septiembre, de forma que se abre un periodo de seis semanas en el que la multinacional negociará una venta de la planta de aluminio de San Cibrao a Liberty House. Alcoa y el comité de empresa han aceptado este jueves en una reunión con mediación en Santiago de Compostela la propuesta lanzada por Gobierno y Xunta con el fin de buscar una salida a la fábrica mientras se suspenden los despidos y se mantiene el funcionamiento de la cubas.

El plan propuesto por Gobierno y Xunta, supone extender seis semanas las negociaciones del despido colectivo para 534 trabajadores y que la multinacional estadounidense inicie en ese periodo un proceso de venta a Alliance GFG -grupo del que forma parte Liberty House-, durante el que deberá mantener la actividad en la planta de San Cibrao. Además, Alcoa se compromete a informar de forma regular a las partes implicadas de la evolución de las negociaciones, algo que se canalizaría a través de una mesa industrial con representación del Gobierno central, la Xunta, los sindicatos y el comité de empresa, según recoge Europa Press.

La propuesta presentada el martes, y ahora aceptada por Alcoa y comité, pasa por tratar de cerrar las negociaciones para la venta y establece como fecha límite el 27 de septiembre. Si no hay acuerdo, se emplaza a que el 28 de septiembre finalice el periodo de consultas de negociación del ERE. Llegado ese día sin acuerdo de venta, se abordaría entre representantes de Alcoa y los trabajadores la posibilidad de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), “y, en caso de no llegar a un acuerdo sobre el ERTE, la implementación de un despido colectivo”.

A la salida de la reunión, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, ha querido “agradecer” el papel del Gobierno y la Xunta para desbloquear la situación, después de que la semana pasada terminase sin acuerdo el periodo formal de consultas. “Nos han echado una mano y nos han apoyado en todo momento, y hay que seguir así”, remarca. Con todo, Zan avisa de que hay que “tener en cuenta que con esto no se ha cerrado nada”. Ahora, espera que se llegue al día 27 de septiembre con “un acuerdo y tener viabilidad durante muchos años”, “seguir trabajando muchos años por A Mariña”. “Se abre un periodo de seis semanas, que esperamos que sea fructífero para una venta y que sigamos durante muchos años funcionando con las electrolisis y las cubas hasta que nos podamos jubilar en la fábrica”, afirma.

Según explica Alcoa en un comunicado, “una potencial venta de la planta de aluminio incluiría las series de electrólisis y la fundición, con una capacidad de producción anual de 228.000 toneladas”. “Estas instalaciones continuarán operando durante el proceso de evaluación de la venta, conforme ya había propuesto previamente la compañía durante el periodo de consulta”, agrega la compañía. Además, Alcoa remarca este proceso de venta afecta a la planta de aluminio, pero no incluye a la refinería de alúmina, sobre la que Liberty House también había mostrado su interés.