La “casa oficina”, el sueño de los jóvenes

Para los menores de 40 años, vivir cerca de colegios, zonas comerciales o del centro de trabajo ya no es una prioridad. Prefieren casas con despacho propio para teletrabajar y terraza y piscina para desconectar

La crisis sanitaria ha traído muchos cambios, algunos de ellos en nuestra propia casa. Además de tener reservas de mascarillas y gel hidroalcohólico en el armario y haber modificado las conductas de higiene para esquivar el virus, el teletrabajo también ha alterado el hogar de miles de españoles. La habitación, la cocina o el salón se han convertido en despachos improvisados en los separar la vida personal y profesional es misión imposible. Los meses de confinamiento han dejado huella y los más jóvenes están dispuestos a poner solución a este problema añadiendo a su hogar una estancia exclusiva para teletrabajar. Esta tendencia se ha duplicado entre la población de entre 25 y 40 años, al tiempo que ha aumentado el interés por viviendas con piscina, terraza, jardín o zonas verdes. Mientras, vivir cerca de colegios, zonas comerciales o del centro de trabajo ya no resulta una prioridad.

Así se desprende del estudio “El impacto del confinamiento en la demanda de vivienda de los jóvenes”, realizado por Aedas Homes, que concluye que las prioridades a la hora de buscar una nueva vivienda han cambiado tras el confinamiento, especialmente entre los jóvenes. La principal causa de este cambio en las necesidades habitacionales ha sido el teletrabajo. El director de Innovación y Marca de Aedas Homes, Javier Sánchez, explica que el interés por tener despacho ha aumentado indistintamente de la zona geográfica en la que vivían los jóvenes o del nivel adquisitivo de los mismos.

Pero no todo va a ser trabajar. Precisamente, los meses de encierro en pequeños pisos céntricos también han despertado el interés por viviendas con piscina, terraza y jardín. La búsqueda de casa con piscina ha aumentado un 27% y en la franja de los 35 a 40 años este interés crece hasta un 43%, probablemente por el hecho de tener niños, ya que en el segmento de menor edad (25 a 34 años) el interés aumenta, pero de una forma más contenida, con un alza del 16%. Estas viviendas suelen estar más alejadas de las capitales, aunque precisamente el auge del teletrabajo ha potenciado esta tendencia ahora que vivir cerca de su puesto presencial ya no es tan relevante. De igual forma, el interés por contar con una nueva casa con terraza o jardín sube un 23% y contar con zonas verdes en la zona eleva su importancia un 13%.

Viviendas digitales

La digitalización no solo está presente en el teletrabajo. La tecnología en casa continúa sumando adeptos pues aumenta un 8% el interés por parte de los jóvenes de contar con domótica a la hora de elegir una nueva vivienda tras el Covid-19. Según Aedas Homes, “el teletrabajo y los primeros indicios de digitalización del ocio y la educación están comenzando a tener impacto en la búsqueda de nuevas viviendas”. En este sentido, tras el confinamiento el interés por vivir cerca de colegios ha caído un 15%, para las zonas comerciales y de ocio ha bajado un 16% y para el centro de trabajo, un 18%.

En cuanto a las grandes capitales, en Madrid, el interés por tener un despacho se ha multiplicado por 2,4 veces durante el confinamiento, por encima de la media nacional, el interés por terraza o jardín aumenta un 30% y la piscina, un 8%. En el área metropolitana de Barcelona, los jóvenes siguen esta tendencia, al crecer un 71% el interés por disponer de despacho y un 60% por la piscina. Las terrazas y los jardines también incrementan su atractivo (+39%) por encima de la media nacional (+23%).