¿Se está quedando España sin números para los móviles?

Competencia alerta de un posible agotamiento ante la expansión de líneas entre máquinas M2M, que envían y reciben información a través de telemetría y telecontrol

¿Hay riesgo de que se agoten los números que se asignan a los teléfonos móviles en España? A decir de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), . El organismo ha alertado de un posible agotamiento ante la expansión de las líneas dedicadas a los servicios “machine to machine” (M2M). Estas líneas son aquellas que sirven para todas aquellas máquinas que envían y reciben información a través de servicios de telemetría y telecontrol. Empiezan por el prefijo 59 y tienen 13 dígitos, a diferencia de la numeración móvil, que tiene 9.

Hay sistemas de M2M en las máquinas de “vending” de los bares u oficinas, en el botón “eCall” de los nuevos modelos de coche, en las alarmas de seguridad de viviendas o comercios, o en los contadores de agua, gas o electricidad, entre otros. En los últimos cuatro años, el número de líneas dedicadas a estos servicios se ha duplicado, superando las 15 millones de líneas en España, según señala el supervisor en su “Informe sobre el uso de la numeración atribuida para los servicios máquina a máquina”, recogido por Europa Press.

Para prestar estos servicios, en vez del rango 59 creado en 2010 específicamente para este tipo de comunicaciones, la mayoría de operadores utiliza todo tipo de numeración, por lo que el supervisor advierte de que puede llevar al agotamiento de los números móviles.

Números insuficientes

Todo ello pese a que la tasa de ocupación móvil sea del 49% y todavía queden 121 millones de números móviles sin asignar (71 millones de números móviles libres y 50 millones reservados asociados a los bloques móviles que empiezan por 75, 76, 77, 78 y 79). Sin embargo, la CNMC señala que todos estos números podrían ser insuficientes para albergar los más de 145 millones de dispositivos M2M previstos para 2030.

Por todo ello, la CNMC propone al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital fomentar el uso del rango 59 y limitar el de otro tipo de numeración, como la fija y, muy especialmente la móvil, a casos muy puntuales. Así, en las conclusiones de su informe pide fijar un plazo máximo a partir del cual, salvo casos justificados, se prohíba el uso de numeración fija o móvil y se fomente el uso del rango 59. En este sentido, el organismo que preside Cani Fernández considera que sería “adecuado” un plazo de doce meses para que los operadores de servicios M2M tuvieran tiempo de adaptar sus sistemas internos y pasaran a utilizar de manera preferente la numeración 59 para los nuevos dispositivos. Este rango 59 sería capaz de albergar el crecimiento de dispositivos M2M esperado, al contener diez bloques de 10.000 millones de números, y permitiría mantener las conexiones ya existentes durante la vida útil de los dispositivos correspondientes.