El turismo se desploma un 75% en julio

España recibió 2,5 millones de turistas extranjeros que gastaron 2.450 millones, un 80% menos que en hace un año, el peor dato de la serie histórica. La llegada de británicos cayó un 82,5%

Los peores augurios del sector turístico se han cumplido. Los datos confirman el batacazo de la industria en plena temporada alta, ya que España recibió apenas 2,5 millones de visitantes internacionales durante el pasado mes de julio, según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras, Frontur, que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística, INE, lo que supone un desplome histórico del 75,0% en comparación con el mismo mes de 2019.

En el negro verano del coronavirus, lejos queda la cifra de más de 9,9 millones de turistas extranjeros que llegaron a nuestro país en julio de 2019, con un gasto total que alcanzó los 11.980 millones de euros. En concreto, este año los viajeros internacionales han gastado en nuestro país apenas 2.450 millones de euros, lo que supone un descenso del 79,5% respecto al mismo mes de 2019, según la encuesta Egatur, también publicada esta mañana.

La incesante sucesión de rebrotes de Covid-19 que salpicaron la geografía española durante todo el mes de julio dibujó un incierto escenario turístico que se tornó en dramático cuando Reino Unido dio la puntilla a la temporada alta al decretar, sin previo aviso, la cuarentena obligatoria para todos los viajeros procedentes de nuestro país desde el 26 de julio. Esta decisión, a la que siguieron recomendaciones de no viajar a ciertos lugares de España de otros grandes mercados europeos, como Alemania, acabó con todas las esperanzas de recuperar la normalidad turística. De hecho, los datos son contundentes, ya que los británicos son el principal mercado tradicional que más cayó durante julio, con un descenso del 82,5%, seguido de Alemania, cuyo número de viajeros bajó un 65,2% y de Francia, cuyo descenso rozó el 58,5%.

Dramático cierre del año

Prueba de ello es que, ante el notable y creciente empeoramiento de las expectativas empresariales, en especial de la demanda externa, Exceltur se ha visto obligado a revisar a la baja sus previsiones. En concreto, según el lobby turístico, el sector calcula cerrar 2020 con una caída de actividad directa e indirecta de 98.753 millones de euros, es decir, unos 15.620 millones de euros más de pérdidas que lo que estimaron a finales del mes de junio. Esto supone un -64,7% menos de actividad que en 2019, y el 84% de esta revisión se debe a caídas de la demanda externa. “Todo ello sin pasar por alto que este nuevo escenario turístico previsto para el cierre de 2020, supondría asimismo una caída de -52.862 millones de euros de ingresos en divisas en 2020 en comparación con 2019”, tal y como recuerda Exceltur.

El batacazo del sector turístico español no resulta baladí para el conjunto de España, ya que esta caída de actividad turística explicaría más de la mitad de la bajada del -15,1% de toda la economía española en 2020 (el 57,5% del PIB nacional según el escenario de mayor riesgo que anticipó el Banco de España en junio y en línea con el previsto por otras instituciones oficiales internacionales). “De ahí que la última estimación de la OCDE nos sitúa como el país desarrollado, con la economía más golpeada por la caída turística”, recuerdan desde Exceltur.

Golpe al empleo

Asimismo, se anticipa un impacto de dimensiones inéditas a fines de verano sobre el empleo. A cierre de julio y en plena temporada, ya se tenían 823 mil empleados menos (-37,4% vs los 2,2 millones de julio de 2019). Es decir, y según el SEPE, 517 mil empleos sostenidos gracias a los ERTE,s y 306 mil afiliados menos por caídas de contratación (-67% en alojamiento,-87% en agencias de viajes, -81% en transporte,– 46% en restauración y -45,2% locales de ocio).

Las demandas del sector

Ante esta dramática situación, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, CEHAT, trasladó ayer a la ministra de Industria Comercio y Turismo, Reyes Maroto, mediante una carta, la necesidad de que se trabaje con urgencia desde el Ejecutivo para crear una comisión interministerial con los responsables de las diferentes comunidades autónomas y para poner en marcha de un plan de choque que asegure la supervivencia del sector turístico español. Según la patronal, “resulta fundamental la creación de esta comisión para que se puedan abordar debidamente todas aquellas cuestiones que llevan meses afectando seriamente al sector turístico y que dependen de varios ministerios como Sanidad, Asuntos Exteriores, Hacienda o Trabajo, entre otros”. “Ante una situación como la que está atravesando el sector, no podemos improvisar medidas. Está en juego la supervivencia del sector turístico español y dicho plan debe contener medidas financieras, de lo contrario, quedará únicamente como papel mojado”, asegura Jorge Marichal, presidente de CEHAT.