Montero da largas a Podemos con la subida de impuestos y habla ya de 2023

“Lo inteligente es adaptar la agenda fiscal al momento económico”, afirma la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno

Agua fría sobre la subida de impuestos pactada con Podemos y reclamada hasta la saciedad por el vicepresidente y líder de la formación morada, Pablo Iglesias. De hecho, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, habla ya incluso de 2023 para referirse a esta reforma fiscal. La elección del momento no es baladí, pues estamos en plenas negociaciones de alta tensión para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2021, y con el PSOE haciendo malabares para tratar de ganar aliados a su izquierda (Podemos y ERC) y a su derecha (Ciudadanos y PNV).

Montero aseguró este jueves en rueda de prensa en La Moncloa que “la legislatura durará cuatro años” y que, de cara a negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado, habrá que decidir “cuándo hay que poner en marcha” la reforma fiscal contemplada en el acuerdo de coalición: “Si justo en el año 2021 o ya en 2022, o en 2023”, ha dicho. Tras la reunión entre el presidente Pedro Sánchez y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, Montero ha dejado claro que “el compromiso del Gobierno es abordar la reforma fiscal” contemplada en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, pero que, tras la pandemia de Covid-19, “lo inteligente es adaptar esa agenda fiscal al momento”.

“Desarrollaremos a lo largo de la legislatura la agenda fiscal acordada, pero hablamos del Presupuesto de 2021. La legislatura dura cuatro años. Tenemos que ser capaces de adaptar esa fiscalidad también a la capacidad de acompañar el momento económico”, ha dicho la titular de Hacienda. Tras defender Montero en las últimas semanas una adaptación de los cambios fiscales acordados en el pacto de coalición, el vicepresidente Pablo Iglesias aseguró que las próximas cuentas incluirán una revisión de la fiscalidad “en un sentido progresivo y redistributivo”.

El IVA y Ana Botín

Iglesias hizo estas declaraciones este miércoles en una entrevista en La Sexta, en la que dijo ser consciente de que “el momento es particularmente difícil para algunas empresas”, pero cree que eso tiene que ser “compatible con una revisión de la fiscalidad”. “No tanto en clave ideológica sino para que el Estado tenga los recursos necesarios para afrontar desafíos que son de país”, argumentó. El vicepresidente segundo del Gobierno señaló que el IVA es uno de los impuestos más injustos porque todo el mundo paga lo mismo independientemente de la renta que tenga. En este sentido, puso un ejemplo muy particular que ha causado gran revuelo en las redes sociales, al insinuar que las rentas altas, en este caso con el ejemplo de Ana Botín, presidenta del Banco Santander, tendrían que pagar tipos distintos de IVA para el mismo producto.

Pese a ello, Montero se ha mostrado “convencida de llegar a acuerdos” para los próximos Presupuestos Generales del Estado, “inéditos y transversales entre formaciones políticas que en el mes de enero nadie pensaría que se pudieran entender”, y añadió que los diferentes partidos con los que negociarán serán “generosos” y capaces de interpretar el mensaje de unidad”. “Seguro que en todo ese entorno encontramos elementos de encuentro que nos permitan fijar unas cuentas públicas que aprovechen los ciudadanos, los autónomos y las empresas”, ha aseverado.