El Real Monasterio de Guadalupe vuelve a brillar gracias a Iberdrola

La compañía ha revitalizado este monumento cacereño, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con una nueva iluminación exterior que usa la más avanzada tecnología LED

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Cáceres) revitaliza su imagen con una nueva iluminación. El edificio, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1993, contaba con una iluminación parcial, muy antigua, basada en focos de vapor de sodio, muchos de los cuales estaban fuera de servicio. Por ello, Iberdrola y el Programa de Iluminaciones de la Fundación Iberdrola ESPAÑA ha decidido dar un empujón para que este símbolo arquitectónico vuelve a brillar con luz propia. A las 22:00h de este pasado jueves 3 de septiembre, se estrenó la nueva iluminación ornamental exterior del Monasterio que se enmarca dentro de las diversas iniciativas de las compañía para poner en valor de las riquezas histórico-artísticas del país, favorecer la eficiencia energética y disminuir la contaminación ambiental.

La inauguración de la nueva iluminación contó con la asistencia del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; del ministro provincial de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción, Fray Juan Carlos Moya; y del alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez Barba. En su intervención, Ignacio Galán explicó que “esta labor de conservación de nuestro patrimonio histórico-artístico nos permite contribuir a difundir nuestros orígenes y nuestra cultura y a promover un turismo de calidad que será clave para la recuperación económica de comarcas como en la que nos encontramos”. Asimismo, añadió: “Potenciar el desarrollo económico y social es para nosotros una responsabilidad y un compromiso, con el que creamos valor sostenible en todas las regiones en las que estamos presentes”.

Esta actuación forma parte del compromiso de Iberdrola con la creación de valor en las comunidades donde opera, como es el caso de Extremadura, convertida en centro de su estrategia de desarrollo renovable en España, donde desarrollará 2.000 MW renovables hasta 2022.Según especificó Galán, esta apuesta por las renovables supone una inversión de 1.500 millones de euros y generará más de 1.000 empleos durante ese periodo. En este sentido, la iluminación ha aplicado la tecnología LED más avanzada, permitiendo mejorar la eficiencia energética un 60% y evitando la emisión de 5,3 toneladas CO2 al año. Aunque más allá de su función cultural y medioambiental, el antes y el después del Monasterio de Guadalupe es simplemente sensacional. El encendido de las luces puso en armonía los distintos estilos (gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico) de los que se compone el monumento, revitalizando su imagen y realzando su silueta.

Un monasterio en 3D

El actual Monasterio de Guadalupe es la evolución de una pequeña ermita que data de finales del siglo XIII y cuyas numerosas ampliaciones duraron hasta el siglo XVIII. Precisamente por su edificación en diferentes épocas, “se han ido sucediendo construcciones pegadas con diferentes alturas y volúmenes” y, a la hora de iluminar, esto provocaba que unas partes del edificio diesen sombra a otras, explica Jesús Castillo, arquitecto contratado por Fundación Iberdrola ESPAÑA para desarrollar este proyecto de iluminación que ha durado cuatro meses. Para solucionar estas dificultades fue fundamental el uso de drones que sobrevolaron el monasterio para hacer después una recreación 3D en ordenador. Esta técnica ha permitido evitar que los operarios trabajen demasiado tiempo sobre el edificio, lo que podría haber ocasionado daños en la piedra del monumento. Asimismo, se ha ampliado el perímetro lumínico del monasterio con la instalación de 197 proyectores LED, buena parte de ellos situados en los tejados de los vecinos de Guadalupe que accedieron sin pegas a colaborar en la nueva imagen de su preciada joya arquitectónica.

El Programa de Iluminaciones de Iberdrola cuenta con un volumen de inversión de más de 3 millones de euros desde el año 2011 y ha permitido la mejora en la iluminación de más de 40 monumentos, entre los que destacan el interior de la Catedral Nueva de Salamanca, la Catedral de Ávila, el histórico Puente Romano de Alcántara (Cáceres) o la fachada del Congreso de los Diputados (Madrid). Además, entre los proyectos que están en marcha se encuentra la iluminación del interior de la Catedral de Palencia y el Tribunal Supremo.