Estrenar un coche sin salir de casa con Vamos

Esta compañía permite la contratación de vehículos de renting de forma 100% on line y los entrega en el domicilio

El consumidor ha cambiado su forma de pensar y de comprar gracias a la tecnología y el sector del automóvil no ha evolucionado al ritmo de la mentalidad del consumidor final. Esta es la teoría que inspiró a Mario Carranza a la hora de fundar su empresa, «Vamos», de renting de todo tipo de vehículos y en poco más de un año de actividad ya ha gestionado a 30.000 clientes de 330 ciudades y tiene más de un millar de coches en la calle de diferentes marcas.

El sistema es sencillo. Eliges el coche que deseas, llevas a cabo la operación de manera totalmente digital, incluida la firma y, tras cerrar la operación, te llevan el coche hasta la puerta de tu casa sin coste adicional. «Vamos» ofrece vehículos de renting en su plataforma online. Mediante el pago mensual de una cuota fija, con todo incluido y sin letra pequeña, el cliente disfruta de todo lo bueno de tener coche, sin preocuparse de más desplazamientos o papeleos. Un modelo de venta flexible y transparente.

El no ver físicamente el coche antes de la compra puede crear algunas reticencias, pero la realidad es que los vehículos que comercializa «Vamos» son nuevos y antes de subirlos a la plataforma son llevados a estudios robotizados donde se realizan fotos y videos 360º que permiten al cliente conocer los detalles del automóvil que va a conducir. Respecto a las tarifas, todos los precios son 100% transparentes e incluyen IVA. Además, no incluyen ningún tipo de coste adicional que incremente el precio final que el cliente paga.

El proceso de contratación del coche es 100% digital, añadiendo transparencia y agilidad a un proceso hasta ahora online que solía alargarse durante semanas. De esta forma, el cliente elige el modelo de coche, plazo y kilometraje que mejor se adaptan a sus necesidades. Para completar el servicio, «Vamos» cuenta con un equipo de especialistas que asesoran a los clientes en el proceso a elegir el coche que mejor se adapta a sus posibilidades. Y una vez cerrada la operación y elegido el lugar de entrega, el cliente recibe el vehículo dentro de los siguientes 15 días hábiles, de forma segura y sin ningún coste añadido. Especial importancia en el desarrollo de este negocio va a tener el coche eléctrico, ya que los directivos de la compañía estiman que millones de conductores españoles pasarán a tener su primer coche eléctrico en los próximos diez años ante las limitaciones que se prevén para la circulación de motores de combustión interna. Por ello han hecho unas previsiones según las cuales las fábricas españolas producirán en el año 2030 unos 800.000 coches eléctricos cada año.

Este tipo de motorización puede crear incertidumbre sobre la idoneidad del coche por parte del cliente, que nunca ha tenido antes un eléctrico y por ello no se ajusta a la filosofía a largo plazo que caracteriza a la compra o financiación tradicional. Surgen además, otras dudas acerca de los valores residuales futuros del automóvil y la batería. Por ello se prevé una potenciación de las operaciones de renting para poder adaptar fácilmente el automóvil a las últimas tecnologías, pues es fácil suponer que la próxima generación de eléctricos será mejor que la actual.