Las importaciones de aceite de oliva superan las 200.000 toneladas

El mercado se reanimó la semana pasada, con subidas de precios

Las importaciones de aceite de oliva en España durante los diez primeros meses de la campaña actual, que está a punto de finalizar ya que va desde el 1 de octubre al 30 de septiembre, han superado las 200.000 toneladas, lo que supone un incremento del 86% respecto a la media de las cuatro últimas, según los datos hechos públicos por el Ministerio de Agricultura.

Las disponibilidades que había en nuestro país no justifican en ningún caso este importante incremento de las entradas desde el exterior. Sin embargo, fuentes del sector argumentan que se han debido a que los operadores que tienen clientes en Estados Unidos están importando aceite de oliva de países que no se ven afectados por los aranceles impuestos por Trump, con el objetivo de mantener este mercado, que cada vez se ha hecho más importante. Mientras tanto, la comercialización de aceite de oliva español sigue manteniendo un buen ritmo gracias a las exportaciones. Así, el total vendido en el periodo que abarca desde octubre de 2019 hasta julio de 2020 alcanza la cifra de 1,3 millones de toneladas, de las que más de 900.000 se han destinado a la exportación.

Subida de precios

Por otro lado, durante la semana pasada se registraron subidas de precios en el mercado interior debido al incremento de la demanda, según fuentes de Oleoestepa. En extra se cerraron operaciones a partir de 2.350 euros, pero dependiendo de la calidad pueden llegar a pagarse hasta 2.750 euros por tonelada, porque las existencias son muy limitadas. Los vírgenes cotizan a partir de 1.800 euros por tonelada, mientras que el lampante subió hasta 1.750 euros.

En la Lonja de Extremadura se anotaron subidas de entre 75 y 100 euros en todas las categorías, mientras que el sistema Poolred de la Fundación del Olivar recogió también esta misma tendencia al alza con aumentos generalizados.

Otra noticia importante en este sector es que el grupo cooperativo Dcoop ha decidido sumarse al proyecto de concentración de oferta de aceites de oliva a granel que se está impulsando en Andalucía. Esta sería una de las respuestas del sector a la actual crisis de precios, que ha puesto contralas cuerdas a los productores. Este grupo tiene una producción de aceite a granel de 125.000 toneladas anuales.