El Gobierno negociará un acuerdo marco de teletrabajo para funcionarios y personal laboral de todas las administraciones

Función Pública convoca esta semana a los sindicatos para buscar un acuerdo

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha convocado el próximo jueves una reunión de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas para abordar la regulación del teletrabajo, según ha informado hoy el CSIF, sindicato que había reclamado un acuerdo para organizar esta actividad. Según ha asegurado la central, “los empleados y empleadas de la administración nos han trasladado sus quejas por la aplicación restrictiva y la disparidad de criterios que se están aplicando entre los diferentes departamentos”. Algunas comunidades autónomas, ha añadido CSIF, están pendientes de que se establezca una regulación a nivel nacional para legislar el teletrabajo.

CSIF reclama “criterios homogéneos, voluntariedad, que se mantengan las condiciones laborales y se faciliten los equipos necesarios en el domicilio” de estos empleados. Su intención, según explican fuentes del sindicato, es que se avance en un acuerdo marco para todas las administraciones públicas -que luego cada una tendría que trasladar a su legislación- que tenga un efecto arrastre para avanzar en el acuerdo para el sector privado.

De igual forma que el CSIF, UGT planteará en la reunión que se regule el teletrabajo en las Administraciones Públicas con una ley de carácter básico. El sindicato asegura que la reunión llega con un “incomprensible retraso” y tras el incumplimiento de la ministra Darias, quien asegura que se comprometió a crear grupos de trabajo durante el mes de julio para avanzar en un acuerdo de teletrabajo en Función Pública.

Ayudas

Para UGT, será “imprescindible” que las administraciones se hagan cargo de los costes del teletrabajo, tal como se plantea en el ámbito privado. En una encuesta realizada por este sindicato a cerca de 2.000 empleados públicos de la Administración General del Estado, el 92% ponía de relieve que no había recibido en ningún momento de su carrera profesional la formación necesaria para teletrabajar y que no disponían de los medios adecuados.

El pasado 17 de junio, CSIF alcanzó un acuerdo de resolución con el Ministerio de Política Territorial y Función Pública en el que se establecían criterios de organización para que la plantilla de la Administración General del Estado pudiera trabajar tanto de manera presencial en el puesto de trabajo, como no presencial, desde sus domicilios. Este acuerdo –pionero en este ámbito- contempla cuatro días de trabajo no presencial y uno presencial, para aquellas personas que tengan a su cargo hijos hasta los 14 años, dependientes, así como aquellos con patologías consideradas de riesgo por el contacto con el coronavirus. Esta modalidad siempre será voluntaria y reversible. Para el resto de personas, el sistema ordinario de trabajo será la modalidad presencial con la posibilidad voluntaria de trabajar desde casa 1 día a la semana.