Los ayuntamientos triplican el periodo legal de pago a proveedores y autónomos

Jaén es el consistorio más moroso de España: paga sus facturas a los 693 días de emitirlas. Ávila es el mejor pagador, a los tres días

Los autónomos ha sido uno de los colectivos en los que ha impactado con mayor vehemencia una pandemia que puede llevarse por delante miles de negocios. Si a las dificultades económicas, la caída del consumo, de los ingresos y de la actividad comercial se une el retraso en el pago a proveedores de las Administraciones Públicas se provoca la tormenta perfecta para que el futuro de cientos de miles de ellos esté en entredicho.

La asociación de autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los periodos de pago, comparando las medias de plazos de pago en junio de 2019 y los periodos medios de pago justo un año después y en el centro de la crisis sanitaria, en el que no todas las Administraciones salen bien paradas. La Administración central cumple los plazos -su media de pago son 29 días y se ha reducido en un día en el último año-, las comunidades autónomas los excede en sólo tres días -pagaban en 33 días en junio de 2020 de media, tres días antes que en junio de 2019-, pero son los ayuntamientos los que, de media, más tarde pagan a sus proveedores, triplicando el periodo legal de pago, establecido en 30 días.

Entre los municipios más incumplidores, ATA apunta a Jaén que, con 693 días, es el ayuntamiento que más tarda en pagar dentro de los grandes municipios. Más de un año de media esperan los proveedores en Parla (440 días) y Jerez de la Frontera (416 días), y más de siete meses tienen que esperar los autónomos que han emitido una factura al ayuntamiento de Granada (215). Le siguen los consistorios de Telde (168 días), Vélez-Málaga (164 días de media), Badalona (157 días), El Puerto de Santa María (117 días), y Ourense y Huelva, con 108 días de media. La demora de estos consistorios ha provocado que la administración local sea la peor pagadora, ya que se demora de media más de tres meses (99 días) en pagar a sus proveedores autónomos. Además, es el tipo de administración para la que más trabajan los autónomos y, sin embargo, paga a más del triple de tiempo de lo que estipula la ley (30 días).

Por el contrario, también hay ayuntamientos que realizan una buena gestión de sus facturas y no sólo cumplen la Ley de Morosidad sino que pagan en menos de dos semanas. Así, destacan tres capitales castellanoeonesas: el Ayuntamiento de Ávila, que paga sus facturas en tres días; Zamora, en cinco; y Salamanca, en ocho días. Destacan también por pronto pago Dos Hermanas (7 días), Ciudad Real (8 días de media), Alicante y Coslada (9 días de media), Vigo y Barcelona (10 días de media) y Cornellá (11 días de media).

Respecto a las comunidades autónomas, Baleares (48 días) y Cataluña (46 días) son las administraciones que más tarde, de media, abonan las facturas pendientes a los autónomos, tardando hasta un mes y medio. En el caso de Baleares supone 19 días más tarde de lo que lo hacía en el mismo mes de 2019 y 18 días más tarde de lo que marca la ley. También incumplen los plazos medios de pago estipulados las administraciones regionales de Cantabria (39 días de media), Comunidad Valenciana, La Rioja y Aragón (38 días) y por sólo un día incumplen la ley Extremadura y Castilla y León (31 días de media).

En plazo pagan el resto de comunidades, siendo la Región de Murcia la que antes abona sus facturas y hace esperar a los autónomos de media algo más de una semana (10 días). Dos semanas tardan de media Galicia (13 días) y Canarias (14 días). A pesar de no cumplir los plazos de pago establecidos, Cantabria los ha reducido en un año de 50 días a 39 días. Aunque el mayor descenso de los plazos de pago medios lo ha protagonizado la Región de Murcia, que los ha reducido de 51 días en junio de 2019 a solo 10 en junio de 2020.

El informe se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales -cabildos insulares en el caso de Canarias y consejos insulares en el de Islas Baleares- con los autónomos. A cierre junio de 2020, la diputación de Cuenca, destaca una vez más, por su celeridad a la hora de pagar los trabajos realizados por los autónomos y lo hace en una media de 4 días. Entre las administraciones provinciales que peor pagan encontramos dos cabildos canarios: Fuerteventura (87 días) y La Palma (50 días) y la diputación de Málaga con 65 días.

“Es terrible que en estos momentos y con los años que llevamos reclamando tolerancia cero con la morosidad, que aún de media la administración autonómica y la local incumplan los periodos medios de pago a proveedores legales”, denuncia el presidente de ATA, Lorenzo Amor. Para ATA, los autónomos, que son los principales proveedores de la administración local, necesitan en estos momentos tan complicados liquidez, y sin embargo, muchos de estos ayuntamientos “se están financiando a costa de sus autónomos”. Por ello, Amor reclamó una vez más un régimen sancionador para toda aquella administración que incumpla la ley, del mismo modo que se sanciona a cualquier ciudadano cuando incumple el periodo de pago que establece la Administración. “Este incremento de la morosidad es un daño terrible en estos momentos de falta de liquidez, en estos momentos de deterioro económico para los autónomos, para las pymes y para las empresas”.