Airbus prepara el terreno para miles de despidos

En una comunicación interna, asegura que es “poco probable” conseguir con bajas voluntarias el ajuste de 15.000 empleos que ha planteado

Airbus está preparando el terreno para acometer un fuerte ajuste de su plantilla en forma de despidos. A comienzos de julio pasado, el consorcio aeronáutico europeo anunció un duro plan de ajuste para reducir su plantilla en 15.000 trabajadores ante el deterioro de su situación económica por el avance del coronavirus. La compañía anunció que incluiría todas las fórmulas posibles para amortiguar los efectos de los recortes, como puedan ser las bajas voluntarias, prejubilaciones y esquemas de desempleo a largo plazo donde sea posible. Pero estas fórmulas más amables no van a ser suficientes para alcanzar el objetivo que se ha marcado la compañía.

En una reciente comunicación interna dirigida a sus empleados a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el consejero delegado de Airbus, Guillaeume Faury, ha advertido de que “es poco probable que las salidas voluntarias sean suficientes” para el “plan de adaptación”, como denomina la empresa al programa de ajuste que ha puesto en marcha. El primer directivo de la empresa aeronáutica asegura que “aunque dolorosas a corto plazo, nuestras medidas de adaptación siguen siendo necesarias. Los resultados del primer semestre, publicados a fines de junio, muestran que, por ahora, nuestros costes han superado con creces a nuestros ingresos durante la crisis", afirma Faury. Por eso, asegura, han tomado medidas para “recuperar nuestro equilibrio adaptando nuestra producción, nuestras adquisiciones, nuestros proyectos, nuestras inversiones y, lamentablemente, nuestra plantilla”.

Años muy difíciles por delante

Aunque el ejecutivo francés asegura que no pretende ser pesimista, asegura que es importante “afrontar la realidad”. Y la del sector aeronáutico es, según sus palabras, muy complicada. “Es innegable que los próximos años van a ser difíciles. El virus sigue circulando y se está cobrando un alto precio en la economía mundial. La aviación comercial se enfrenta a una profunda y prolongada recesión”, advierte en la carta. Tras enumerar la situación de diversos programas militares, como el de los helicópteros H145 o H160 y el avión de reabastecimiento en vuelo A330 MRTT, Faury asegura que, a pesar de la difícil situación actual, en cuanto a aviones comerciales, Airbus está en “una buena posición para beneficiarse de la recuperación de la demanda” cuando esta se produzca gracias a una moderna gama de productos eficientes. El negocio de aviones comerciales se encuentra en estos momentos bajo mínimos y ha caído un 40% en los últimos meses debido al coronavirus.

Aunque de los 15.000 trabajadores que Airbus tiene previsto recortar con este plan de ajusta sólo 889 trabajan en plantas españolas, la magnitud del ajuste de plantilla de Airbus en España en los próximos meses será mayor. La compañía ya arrastraba antes del coronavirus problemas que le habían llevado a anunciar en febrero un plan de ajuste de 2.362 trabajadores en su división de Defensa. En el caso de España, el número de afectados por este primer recorte es de 702 trabajadores, con lo que el ajuste global de plantilla en las factorías españolas en los próximos meses será de 1.591 trabajadores. Y es que, como explican fuentes sindicales, la cercanía de la crisis de Defensa y la provocada por la Covid-19 van a hacer que ambos procesos confluyan en el tiempo.

La cifra de afectados, no obstante, podría verse reducida por al intervención del Gobierno. A finales de julio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez anunció un plan de apoyo a Airbus y al sector aeroespacial y de defensa para tratar de paliar la crisis en la que se ha visto sumido a causa de la pandemia del coronavirus. A cambio, el fabricante europeo se ha comprometido a “minimizar el impacto en los empleos en España y buscar fórmulas y soluciones para las plantas con menor carga de trabajo, teniendo en cuenta su localización”.