Los funcionarios que teletrabajen tendrán los mismos derechos que los que vayan a su puesto

Será una opción voluntaria y reversible, según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública y los sindicatos han llegado hoy a un acuerdo sobre el teletrabajo para el conjunto de las empleadas y empleados públicos de todas las administraciones (Administración General del Estado, comunidades autónomas, ayuntamientos, diputaciones, etc). Según han explicado tanto el sindicato CSIF, mayoritario en la función pública; como UGT, este acuerdo supone introducir por primera vez el derecho al teletrabajo en el Estatuto Básico del Empleo Público y por tanto se podrán acoger al mismo tanto el personal funcionario como laboral de las administraciones públicas.

El acuerdo incluye que el teletrabajo será voluntario y reversible, además de derecho a la desconexión, como ha explicado UGT. Además, el personal que opte por esta modalidad de trabajo tendrá garantizados los mismos derechos y obligaciones que aquellos que acudan a su puesto de manera presencial. El acuerdo también garantiza la atención presencial y directa a la ciudadanía cuando sea precisa, ha explicado UGT.

A partir de esta nueva regulación básica, el resto de las administraciones podrán desarrollar su propia norma y determinar el porcentaje de servicio que se pueda realizar mediante el teletrabajo. Así, se combinará la presencialidad y el trabajo a distancia en el régimen que se establezca, garantizando siempre la atención presencial a la ciudadanía. Además, la Administración proporcionará al personal que trabaje en esta modalidad los medios tecnológicos necesarios para ejercer su actividad.

Medida muy positiva

Desde CSIF valoran también que el teletrabajo “es una medida que favorece la conciliación de la vida laboral y personal, flexibiliza horarios de una manera más racional, previene riesgos laborales y protege la salud. Sin duda, disminuye el impacto ambiental, reduce costes en infraestructuras y mejora la integración de personas con discapacidad o en rehabilitación tras enfermedad”.

El acuerdo alcanzado hoy se formalizará el próximo lunes en la Mesa General de las Administraciones Públicas (máximo foro de negociación, en el que están representadas comunidades autónomas y ayuntamientos, junto a la Administración General del Estado y los sindicatos).

El pasado 17 de junio, CSIF ya alcanzó un acuerdo pionero, vigente hasta el final de la pandemia, en el que se establecían criterios de organización para que la plantilla de la Administración General del Estado pudiera trabajar tanto de manera presencial en el puesto de trabajo, como no presencial, desde sus domicilios durante la nueva normalidad garantizando con ello la protección de la salud de los grupos de EEPP más vulnerables frente al Covid y la conciliación familiar y laboral.