Continúa la errática evolución del Ibex-35

Se aproxima de nuevo a la frontera de los 7.100 puntos.

El selectivo español remonta una vez más, en su indefinida evolución en suelo bursátil, cerrando casi un 1% por encima de su nivel de apertura (7018 puntos) y aproximándose de nuevo a la frontera de los 7.100 puntos.

En una semana marcada por diversas comparecencias por parte de bancos centrales, como la Fed norteamericana o el BoJ japonés, la renta variable a nivel global continúa corrigiendo, lo cual ha tenido su impacto en suelo europeo; por otra parte, el rendimiento durante el mes de septiembre para el índice bursátil ibérico, de momento no dista en demasía de lo observado en el mes de agosto, donde se observó un resultado prácticamente neutro a cierre del mismo. El IBEX-35 deberá enfrentarse una vez más a su barrera en 7.100 puntos, como primer precedente lógico de una consolidación del patrón alcista, que no acaba de asentar; para ello, los datos macroeconómicos parecen ser el principal catalizador, al menos a corto plazo.