España es el mayor comprador de almendras de California

En los últimos años ha crecido con fuerza la producción de almendra española por parte de grupos inversores

Las ventas de frutos secos de Estados Unidos a los miembros de la UE alcanzaron en 2019 un valor de 3.100 millones, frente a los 2.800 del año anterior. Según un informe del Departamento de Agricultura de este país (USDA), de esa cantidad, 1.800 millones correspondieron a las almendras con y sin cáscara, 609 millones a los pistachos y 328 millones a las nueces. Los principales destinos de estos tres productos fueron España, Alemania y Holanda, que sumaron el 64% del total de las compras comunitarias. Por ejemplo, en el caso de la almendra nuestro país es el principal comprador entre los miembros de la UE. Durante los últimos años la demanda comunitaria no ha dejado de crecer debido a la consideración de los frutos secos como productos saludables y también como fuente de proteína en las dietas vegetarianas; también son un ingrediente básico de muchos dulces tradicionales. En la almendra, la UE es uno de los grandes productores y también consumidores del mundo y necesita importar gran parte de la mercancía. En total, en la campaña 2018-2019 la UE compró 271.394 toneladas de almendra sin cáscara, de las que 248.232 procedieron de Estados Unidos.

En ese informe el USDA constata el aumento de la producción de este fruto seco en España debido al incremento de las plantaciones durante los últimos años, tanto en régimen intensivo como superintensivo, por parte de agricultores y grupos inversores. También incluye una estimación de producción del Ministerio de Agricultura español de 108.000 toneladas sin cáscara para la presente campaña 2020/2021, que se está recogiendo actualmente. Sin embargo, la Mesa Nacional de Frutos Secos apuntaba a finales de julio que solo se alcanzarían 95.000 toneladas. Italia es el segundo productor comunitario y espera una cosecha de poco más de 11.000 toneladas. Mientras tanto, en el mercado español durante las dos últimas semanas se ha producido una parada en las significativas caídas de precios que se han registrado en parte de la primavera y todo el verano. Algunas variedades han registrado recortes en las cotizaciones de hasta el 40% en relación con las cifras que se alcanzaron el año pasado por estas mismas fechas. Estados Unidos es también el principal proveedor de nueces.