Renfe sólo recupera la mitad de sus viajeros en verano

La compañía transporta de media un 48% menos de pasajeros en los meses de julio y agosto

Ni el verano ha sido suficiente para estimular la demanda de viajeros de Renfe. El operador ferroviario público transportó algo más de la mitad de pasajeros en los meses de julio y agosto de este año en comparación con los mismos meses del ejercicio pasado. Según las cuentas de la operadora, a las que ha tenido acceso LA RAZÓN, en julio, la compañía transportó 156,94 millones de pasajeros frente a los 303,02 de 2019, un 48,21% menos. En el caso de agosto, la cifra de viajeros llegó a los 174,97 millones, un 47,77% menos.

Como consecuencia del mal desempeño de su división de viajeros por las restricciones de movilidad el coronavirus, la operadora ferroviaria registró unas pérdidas de 42 millones de euros en julio y de 29,5 millones en agosto. En el acumulado del año, sus pérdidas alcanzan ya los 281 millones de euros, con la división de viajeros (240) como principal responsable de estos malos resultados. El año anterior, Renfe registraba en agosto un resultado positivo de 63,66 millones de euros. Para este ejercicio, antes de que la pandemia hiciera saltar por los aires sus planes financieros, esperaba acumular unas ganancias en los ocho primeros meses del año de 45,22 millones de euros.