El precio al que se cierran las ventas de las viviendas sube pese a la Covid-19

En el primer semestre se incrementó un 1,1%, según Sociedad de Tasación

Tradicionalmente, se tiende a tomar los datos de los portales inmobiliarios como referencia para saber cuál es el precio de la vivienda. Pero la realidad es que en estas webs sólo se recogen las cantidades que los vendedores esperan obtener al cerrar una operación, no lo que realmente obtienen. De hecho, el precio final al que se cierra la operación es el que recoge de manera fiel la situación del mercado. Ese es el que periódicamente analiza el Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario de Sociedad de Tasación. Y ese dato concluye que, a pesar de la pandemia del coronavirus, el precio medio al que se cerraron las ventas durante el primer semestre del año siguió subiendo. Un 1,1%, en concreto.

Aunque en los meses más duros de la pandemia, coincidiendo con el confinamiento, el mercado inmobiliario se congeló y los portales comenzaron a publicar estadísticas que reflejaban caídas en lo precios de oferta para la venta de los inmuebles, la realidad es que el coste final para los compradores siguió subiendo. La razón de esta aparente contradicción entre las bajadas recogidas por los portales y el incremento del precio final, como ha explicado esta mañana Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación, hay que buscarla en que los vendedores, aunque sigan vendiendo más caro que hace un año, han rebajado sus expectativas y han reducido sus precios de partida, lo que provoca que pueda darse a un tiempo esa aparente bajada en lo que se pide de entrada y la subida en lo que finalmente se obtiene por la vivienda. Fernández-Aceytuno asegura que ese “gap” entre el precio de oferta y el de cierre de la operación se ha reducido de un 15% que había en la época pre-covid a un 5% en la actualidad.

Frenazo en las subidas

Pese a que Sociedad de Tasación detectara un incremento de los precios de venta en el primer semestre del año, también empezó a percibir una ralentización en el ritmo de subida. Según sus datos, el precio medio del conjunto de vivienda nueva y usada en España se situó en 1.681 euros el metro cuadrado a finales de junio de 2020, con un incremento del 2,7% sobre el mismo mes de 2019. Por su parte, la variación de precios del primer semestre de 2020 se situó en un 1,1%. De esta forma, el ritmo de crecimiento se ha moderado por tercer ejercicio consecutivo, lo que, en su opinión, puede adelantar un cambio de tendencia en el mercado. De momento, las expectativas de los compradores parece que continúan siendo modestas y los precios de oferta son muy parecidos a los de hace un año. Según pisos.com, en septiembre, el precio de la vivienda se incrementó un 1,3% en tasa interanual. Idealista, por su parte, asegura que en el tercer trimestre del año apenas avanzó un 0,4% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio.

El comportamiento de los precios en la primera mitad de año no fue homogéneo en todo el ámbito territorial, tal y como se viene observando desde el inicio de la recuperación en 2015. Así, atendiendo a los valores medios por provincia, Sociedad de Tasación asegura que la oscilación varía entre una subida anual del 4,3% en Madrid, del 3,7% de Málaga o del 3,3% de Tenerife; hasta un incremento del 0,9% en Cáceres o una disminución del -1,1% en Zamora. Respecto al precio, el importe medio más elevado por provincias al cierre de junio de 2020 se registró en Barcelona (2.743 euros el metro cuadrado), seguida de Madrid (2.630 euros). A su vez, las cifras más bajas se situaron en Lugo (877 euros) y Badajoz (896 euros).