El Ibex apunta a los 7.000 puntos

Telefónica lideró las subidas después de anunciar un plan de inversión en Reino Unido por valor de 11.000 millones

La bolsa española inició la semana con sólidas subidas impulsadas por el optimismo sobre el próximo estímulo económico, y por la salida del hospital de Donald Trump. Esta semana se reunirán BCE y Reserva Federal, pero los inversores miran más de cerca al nuevo paquete de estímulos del gobierno norteamericano. La semana pasada los republicanos rechazaron la propuesta demócrata de 2.2 billones, pese a las recomendaciones de Jerome Powell.

La cifra de contagios sigue descontrolada, y durante este fin de semana se han podido ver como varias de las principales ciudades mundiales como París y Nueva York adoptan nuevas restricciones para frenar la propagación del virus. La evolución de la pandemia marcará la evolución de las bolsas, en un momento en el que las perspectivas económicas cambian constantemente.

Telefónica lideró las subidas después de anunciar un plan de inversión en Reino Unido por valor de 11.000 millones. Después de la fusión del pasado mes de mayo entre O2 y Virgin, ahora quieren reforzar su liderazgo con la expansión de la red 5G y el internet de alta velocidad. Repsol rebotó desde mínimos anuales ante la fuerte subida de petróleo, que se revalorizó más de un 6%. Unicaja y Liberbank se dispararon más de un 14% al anunciar que retomarían sus planes de fusión. MasMóvil abandonará el Ibex este miércoles, y se especula con la entrada de Solaría o Sacyr.