El Gobierno prevé un desplome del PIB del 11,2% y una deuda del 118%

Empeora en 25.000 millones la anterior previsión. Se aprueba un techo de gasto récord anticipando la llegada de fondos europeos

El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo cuadro macroeconómico, con una previsión de una caída del PIB del 11,2% para este año, así como el nuevo techo de gasto, si bien no verá la luz una nueva senda de estabilidad presupuestaria tras haber suspendido las reglas fiscales para 2020 y 2021. La aprobación de este techo de gasto para 2021 marca máximos históricos, con una subida de más del 53% sobre el límite base de 2020, hasta superar los 196.000 millones -por encima de los 182.439 millones de 2010-, justificado por la ministra de Hacienda por la incorporación de parte del fondo de recuperación europeo y la transferencia a otras administraciones, todo ello basado en una previsión de déficit del 7,7 % del PIB el próximo año.

Cargando Evolución del Techo de Gasto

El Consejo también ha establecido las referencias de déficit para 2020, dejándolo en el 11,3 % del PIB -por encima del 10,34% remitido a Bruselas en abril-. En estos más de 196.000 millones se incluyen los 27.436 millones del mecanismo de recuperación y resiliencia y el fondo ‘React Eu’, y las transferencias a la Seguridad Social (18.396 millones) y a las comunidades autónomas (13.486 millones). No obstante, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, apuntó que el límite de gasto no financiero “homogéneo” y “comparable” con el anterior supone un aumento del 7,2%, hasta los 136.779 millones, sin contar las transferencias y los fondos europeos. Si se incorporaran estas transferencias, ascendería un 32,2%, hasta los 158.661 millones.

Pese a que no hay que aprobar senda de déficit, el Consejo de Ministros ha realizado su actualización del cuadro macroeconómico. Su revisión marca un “peor comportamiento” de la economía, dijo la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, con un descenso del crecimiento del 11,2% y un crecimiento del 7,2% en 2021, mientras que la tasa de paro se situará en el 16,9%, tres décimas menos que el 17,2% estimado antes. La deuda pública se situaría entorno al 118%. El último cuadro macro post pandemia recogía la previsión de una caída del PIB del 9,2% este año y un repunte del 6,8% en 2021. Esto significa que las previsiones empeoran nada menos que en 25.000 millones el PIB de 2020 -tras elevar dos puntos su caída-, con el agravante de que el próximo año solo recuperará 5.000 millones, correspondientes a las cuatro décimas de mejora respecto a la previsión anterior.

Calviño ha explicado que éste es un “escenario inercial”, ya que, según los cálculos de su departamento, el crecimiento económico para 2021 podría alcanzar incluso el 9,8% gracias al efecto beneficioso de los fondos europeos, cuyo plan de inversión será presentado mañana. "La recuperación está en marcha y en 2022 se pueden recuperar los niveles previos al estallido de la pandemia”, defendió, aunque no ocultó que todavía existen muchos riesgos, entre los que destacó “la aprobación de los Presupuestos, la definición de los detalles sobre el reparto de los fondos europeos, el Brexit o la propia evolución de la pandemia”.

La ministra de Hacienda también ha confirmado lo presentado ayer a las comunidades autónomas, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), una tasa de referencia de déficit del 2,2% del PIB en 2021, del que la mitad, 1,1 puntos, será asumido por la Administración Central mediante una transferencia de 13.486 millones de euros. Por administraciones, esta tasa de referencia para la Administración Central contempla un déficit del 2,4% del PIB, del 2,2% para las regiones, del 0,1% para las corporaciones locales y del 3% para la Seguridad Social. No obstante, la Administración Central asumirá 1,7 puntos de déficit de la Seguridad Social y 1,1 puntos de las CC. AA, con lo que el déficit del Estado sería del 5,2%, el 1,1% para las regiones, una décima para los entes locales y un 1,3% para la Seguridad Social. La ministra resaltó el “compromiso del Gobierno con la actual situación” al asumir el Estado 31.882 millones del déficit de la Seguridad Social y las comunidades autónomas. Con estas tasas de referencia, las distintas administraciones podrán elaborar sus presupuestos.

La aprobación de este techo de gasto y del nuevo cuadro macro supone que el Gobierno puede iniciar ya los trámites para la presentación de los Presupuestos Generales para 2021. Lo hará a lo largo del mes de octubre -presumiblemente la semana que viene-, con el objetivo de que esté aprobado “a finales de diciembre o principios de enero”.