España se prepara para la llegada del hyperloop

Pone en marcha el comité técnico para fijar los estándares de funcionamiento del tren supersónico

Aunque mañana hubiera un proyecto técnicamente viable y que contase con financiación de hyperloop, el tren supersónico que pretende viajar hasta a 1.000 kilómetros por hora, en España no podría construirse. La razón es muy sencilla: no hay una normativa que regule la actividad de este nuevo medio de transporte. Pero el proceso para poner remedio a esta carencia ha echado a andar. UNE, el Organismo de Normalización en España, celebró el pasado 24 de septiembre una reunión para preconstituir el Comité Técnico Nacional relativo a hyperloop. Este comité funcionará a modo de espejo del europeo, que se puso en marcha el pasado 2 de octubre y que servirá de referencia para todo el continente.

La misión de estos comités es indispensable para el futuro de este nuevo medio de transporte porque se encargará de fijar los estándares técnicos sin los que hyperloop no podría implantarse ni en España ni en ningún otro país europeo.

A 1.000 kilómetros por hora

Hyperloop es un proyecto de tren vaina supersónico que se desplaza en el interior de un tubo y que usa el sistema de levitación magnética pasiva. Su impulsor fue el presidente de Space X y Tesla, Elon Musk. En España, la startup valenciana Zeleros Hyperloop es la compañía que está inmersa en el desarrollo del que se ha dado en conocer como “quinto medio de transporte”. El sistema de “hyperloop” que está desarrollando la compañía española apuesta de forma principal por las tecnologías del vehículo, una opción que reduce de forma drástica el coste por kilómetro de la infraestructura. La compañía asegura que el sistema puede ser desarrollado de forma eficiente en rutas que oscilen entre los 400 y los 1.500 kilómetros.

El pasado mes de junio, la compañía cerró una ronda de financiación en la que captó siete millones de euros que utilizará para “impulsar el desarrollo del vehículo hyperloop de Zeleros y sus tecnologías”.

El siguiente paso para el desarrollo de este tren hiperrápido casi de ciencia ficción será el despliegue del Centro Europeo de Desarrollo Hyperloop en España, incluyendo una pista de pruebas para demostrar la efectividad de sus tecnologías a alta velocidad. El objetivo de este proyecto es acelerar el desarrollo de la industria de hyperloop en Europa, mediante la creación de un ecosistema de aliados internacionales industriales, tecnológicos e institucionales, según asegura Zeleros.

Otra compañía española, Airtificial, ha construido el primer modelo de una cápsula (o vagón, si lo prefieren) para el Hyperloop. La cápsula, llamada Quintero One, es de forma tubular, con unas dimensiones de 32 metros de largo, con un espacio interior habitable de 15 metros, y 2,7 metros de diámetro, tiene capacidad para entre 28 y 40 pasajeros, según las características de confort que se le asignen.