Sánchez apuesta por el 5G peninsular con Telefónica y Huawei

En la cumbre hispano-lusa el presidente allana el camino para la implantación de una red conjunta junto al gigante chino y otros operadores

«Importantes operadores de telecomunicaciones han anunciado importantes inversiones millonarias para la expansión del 5G en todo el territorio. Y Telefónica, una de las principales corporaciones tecnológicas, ha garantizado que antes de que termine este año el 75% del territorio español va a tener acceso a la tecnología 5G, y eso lo estamos haciendo con distintas empresas también extranjeras». Con esta contundencia anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la apuesta por la expansión de la tecnología 5G en España, apoyada por empresas como Huawei, y desarrollada por la multinacional española Telefónica.

Sánchez hizo esta declaración en la rueda de prensa conjunta con el primer ministro portugués, António Costa, en el marco de la XXXI cumbre hispano-lusa que se ha celebrado este finde semana en la localidad portuguesa de Guarda. En ella, los Gobiernos de España y Portugal han aprobado la llamada Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo (ECDT), una herramienta en la que llevan trabajando desde la anterior cumbre de 2018 y que permitirá desarrollar conjuntamente cinco objetivos estratégicos: la igualdad de oportunidades a ambos lados de la frontera, asegurar la prestación adecuada de servicios básicos aprovechando los recursos, facilitar la interacción transfronteriza, fomentar el desarrollo de nuevas actividades económicas e iniciativas empresariales y favorecer la fijación de población en las zonas transfronterizas especialmente afectadas por la despoblación. Y entre las consecuencias más importantes están el desarrollo de infraestructuras –como el AVE Madrid-Lisboa o el Corredor Atlántico– y la implantación generalizada de la nueva realidad del 5G.

En este sentido, el presidente Sánchez anunció que «somos un país con la mayor extensión de fibra óptica», superando a países tan importantes como Alemania Francia y Reino Unido. «Estamos hablando de una apuesta sistemática de hace mucho tiempo por las extensiones de la fibra óptica». Según señaló, la expansión del 5G cuenta en nuestro país con la principal compañía del sector, Telefónica, como catalizadora junto a Huawei, aunque no descarta la participación de otras empresas europeas y estadounidenses como colaboradoras tecnológicas. «Nosotros vamos a seguir apostando por esa tecnología y diversificando esas alianzas con otras operadoras, no solo de nuestro continente, si no también chinas», defendió el presidente, que animó a su homólogo portugués a unirse al proyecto de la nueva generación de las telecomunicaciones. «Tenemos que reforzar que la Península Ibérica se puede convertir en un gran hub de interconexión de datos».

En las conclusiones de la cumbre, según recalcó el presidente, se recoge la importancia de «esas pasarelas de datos que se pueden construir en toda la península Ibérica» porque, añadió, «el futuro no es solo para las grandes, sino para los pequeños territorios en ambos lados de la frontera».

Según el acuerdo suscrito entre ambos países, el desarrollo de las infraestructuras y la implantación de tecnologías de última generación como el 5G pueden dar solución y acabar con la despoblación. «La estrategia va mucho más allá del simbolismo, ya que se da cumplimiento a los acuerdos adoptados en la cumbre de 2018», enfatizó Sánchez, tras destacar que ambas administraciones están «completamente comprometidas» con esta estrategia, que pretende, entre otras cosas, luchar contra la despoblación de la zona que se extiende a lo largo de la llamada «raya hispanolusa».

Para ello se fomentará la movilidad y la eliminación de los costes de contexto, las infraestructuras, la gestión conjunta de servicios básicos como la educación, la salud, los servicios sociales y la protección civil, el desarrollo económico y la innovación territorial, el medio ambiente, la energía, los centros urbanos y la cultura.

Pero tal vez el punto más importante es que pretenden «avanzar decididamente» en la transformación digital. El objetivo, como reconocieron ambos presidentes, es reforzar que la península ibérica se convierta en un gran hub de interconexión de datos. «A través de pasarelas de 5G podemos construir en la península ibérica», defendieron conjuntamente. La implementación de esta estrategia debe orientarse no solo por una vertiente de cooperación bilateral «sino también por una perspectiva europea que involucre a las instituciones comunitarias en la búsqueda de soluciones conjuntas». Esta estrategia se complementará, asimismo, con otros documentos como la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico en España o la Estrategia para la Cohesión Territorial y el Programa de Valorización del Interior en Portugal, coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica.