Los emprendedores plantan cara a la COVID-19

La pandemia ha traído una crisis económica y social que ha vapuleado prácticamente todos los aspectos de nuestra vida. La emergencia sanitaria ha redefinido de forma total y abrupta nuestras necesidades y deseos, así como nuestros temores y miedos. Pero no todo ha sido negativo. Las crisis agudizan el ingenio y, en los momentos de mayor necesidad, la respuesta de las personas siempre puede sorprender

Vivimos tiempos muy cambiantes en los que prácticamente todos los aspectos de nuestra vida se han visto afectados. Gran parte de nuestras acciones hoy son digitales: desde ir a clase hasta teletrabajar, pasando por disfrutar de una película o hacer la compra. Cuestiones como la enseñanza y la educación online y las aplicaciones móviles han cobrado un valor central para hacernos nuestro día a día más fácil y contribuir a que todos sigamos creciendo.

Precisamente por ello, este momento que atravesamos es el caldo de cultivo perfecto para muy buenas ideas que nos permitan afrontar la situación que vivimos de la mejor forma. El talento y la creatividad, cuando se promocionan y estimulan, son dos armas muy poderosas para la lucha contra la crisis actual.

Conscientes de esto, Banco Santander, como parte de su compromiso público de Banca Responsable, ha contribuido poniéndose una vez más al lado de los emprendedores, organizando el Santander X Tomorrow Challenge. Se trata de un reto con proyección internacional lanzado a jóvenes emprendedores con soluciones innovadoras para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la pandemia.

Apostando por el talento del mañana

Esta iniciativa se engloba dentro del plan de respuesta global de Banco Santander a la crisis que ha generado la COVID-19, para el que la entidad ha destinado un fondo de 100 millones de euros. De este fondo, 30 millones se han movilizado en el ámbito de la Educación, a través de Santander Universidades.

El Santander X Tomorrow Challenge ha recibido 2.251 proyectos desde 10 países de todo el mundo. El comité que ha valorado cada uno de ellos estuvo constituido por especialistas del ecosistema emprendedor e instituciones como Banco Santander, MIT Enterprise Forum y el IDB Lab. Entre los factores decisivos, los expertos han tenido en cuenta la proyección de cada propuesta, así como su viabilidad y escalabilidad.

Los ganadores de Santander X Tomorrow Challenge

De entre todos los proyectos recibidos, han sido 20 las startups que se han alzado con la dotación económica de 20.000 euros para desarrollar su idea y recibir mentorías y participar en un roadshow para captar financiación. Los países de procedencia de estos proyectos son Alemania, Argentina, Brasil, Chile, EEUU, España, México, Portugal, Perú y el Reino Unido, y el 40% han sido firmados por mujeres, lo cual es una buena noticia que demuestra la creciente presencia femenina en el mundo emprendedor.

Para participar en esta edición de Santander X Tomorrow Challenge, las startups debían adscribirse a cuatro categorías diferentes, que representaban las principales necesidades en el mundo post-COVID.

En la primera, la de Re-Skill, se buscaban proyectos centrados en el desarrollo y entrenamiento de nuevas habilidades profesionales. La crisis del coronavirus ha dado un vuelco a las necesidades del mercado laboral y ha impulsado los estudios y el aprendizaje online que estimulen nuevas aptitudes.

Este es el caso de los ganadores Ada ITW (Argentina), una empresa especializada en formación online intensiva en programación y soft skills para mujeres, para conectarlas con nuevas oportunidades laborales. También de Filmpedia (España) una librería de contenidos audiovisuales ordenados por áreas de conocimiento y materias, han resultado también ganadores por su aportación al mundo de la educación online, un horizonte que ha terminado de asentarse y mostrar su relevancia en los últimos meses.

La segunda categoría recibió el nombre de Re-Work, y fue concebida para proponer soluciones en la lucha contra el desempleo que ha tenido lugar a causa de la pandemia. Los proyectos ganadores han tenido en cuenta la necesidad de establecer un punto de encuentro entre empleadores y trabajadores y de facilitar a los jóvenes el acceso al mercado laboral, hoy más inaccesible para algunos que nunca.

Entre los elegidos, se encuentra Grupo Corellia Proyectos Gastronomicos (España), que presentó Service Club Delivery, una solución de reclutamiento de personal hostelero, uno de los más castigados por la crisis. Además, el proyecto brasileño Sumá también fue galardonado gracias a su potencial como plataforma para pequeños agricultores con dificultades para acceder a los mercados.

Re-Invent, la tercera categoría, recibió proyectos concebidos para adaptar, de forma innovadora, modelos de negocio a la situación actual. Los proyectos de esta categoría, debido a su naturaleza, fueron propuestas muy variadas, aunque con lo digital como elemento común. Por ejemplo, la ganadora Motion Miners (Alemania), ha desarrollado una herramienta para la prevención de nuevas infecciones mediante sensores e inteligencia artificial, lo que podría ser de tremenda ayuda de cara a esta o a futuras pandemias. Otra elegida fue Fofuuu (Brasil), una herramienta de monitoreo telemático de terapias para niños con necesidades especiales, un grupo educacional a veces olvidado en estos tiempos difíciles.

Por último, la cuarta categoría recibe el nombre Re-Launch y tuvo por fin la promoción de proyectos diseñados para la reapertura de negocios y la identificación de nuevas oportunidades de mercado. De entre todos los que se recibieron, algunos de los ganadores fueron VU Security (España), y su apuesta por el mundo digital para realizar transacciones seguras identificando y validando al usuario, y HumanITcare (España), un proveedor de servicios de salud en remoto 24/7 gracias a Internet.

Todos estos proyectos comparten la materialización de una buena idea y un esfuerzo excepcional detrás que combina creatividad, valentía y la motivación por mejorar.

Santander X Tomorrow Challenge se convierte así en la apuesta por el mundo que viene después de la COVID-19, tanto para emprendedores como también para el talento más joven.