El AVE a Galicia se pondrá en marcha en el segundo semestre de 2021

Ábalos anuncia que las obras del último tramo que no está construido finalizarán a finales de este año

Un AVE circula por uno de los tramos de Galicia

El AVE a Galicia estará a pleno funcionamiento en la segunda mitad del año que viene. Así lo ha anunciado hoy el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante el acto de inauguración del tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería, que ha tenido lugar en Otero de Sanabria. Allí, ha desvelado que las obras del tramo Pedralba de la Pradería-Taboadela estarán concluidas a finales de este año para dejar el turno a las evaluaciones de la Agencia Europea de Seguridad, paso previo para que pueda empezar a operar de manera comercial.

El tramo entre Pedralba de la Pradería y Taboadela, que representa el cruce desde Castilla y León a Galicia, es el último que resta por concluir en todo el entramado del corredor noroeste de alta velocidad. “Se trata de uno de los tramos más complejos de España y de Europa, con un trazado de 101 kilómetros de los que un 66% se corresponde con túneles”, ha explicado el ministro.

Nuevo tramo

Respecto al tramo inaugurado, José Luis Ábalos ha explicado que el presupuesto final ha alcanzado los 898 millones de euros y ha añadido que el objetivo es que esté en pleno funcionamiento en diciembre de este año. Para ello, habrá que concluir las obras de la estación de Otero de Sanabria, donde se ha realizado la inauguración este lunes. “Mientras tanto, los viajeros que deseen apearse en Sanabria tendrán que terminar el viaje en A Gudiña y realizar un servicio de transporte alternativo por carretera”, ha explicado.

Con la puesta en servicio del nuevo tramo de 110 kilómetros de línea de AVE entre Zamora y Pedralba de la Pradería, Renfe va reducir el tiempo de viaje con todas las capitales gallegas. El que más se reducirá es el del trayecto entre Madrid y Pontevedra, en una hora y 26 minutos. Con Lugo se acortará en una hora y dos minutos; con Santiago de Compostela, 41 minutos; con Ourense, 39 minutos; con Vigo, 31 minutos; y con A Coruña, 24 minutos. La operadora ha informado también de que, para adaptarlos a las nuevas condiciones de la infraestructura por la que operan los trenes, los precios de las tarifas subirán un 5%, aunque también ha asegurado que seguirá ofreciendo plazas promocionales con descuentos que van del 30% al 70%.

Desde el 2016, los tiempos de viaje no se acortaban en esta relación, cuando fruto del estreno del tramo Olmedo-Zamora, se redujeron de media entre 25 y 30 minutos, dependiendo del trayecto.