España

El Gobierno sube el IRPF a las rentas más altas, Sociedades y Patrimonio y penalizará la desgravación de los planes de pensiones

Los nuevos Presupuestos limitarán también las exenciones del impuesto de sociedades para los dividendos y plusvalías de las filiales de las grandes empresas y establecerán una tributación mínima para las socimis del 15%

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, escoltado por su socio gubernamental el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha presentado en una breve declaración institucional los primeros Presupuestos Generales del Estado de la coalición que gobierna España, después de unas horas tensas, en las que Podemos amenazó con romper el consenso si no se regulaba la limitación del precio del alquiler y se facilitaba el acceso al ingreso mínimo vital (IMV). El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 subirá el IRPF para las rentas altas tanto del trabajo como del capital, así como el impuesto de patrimonio para las grandes fortunas.

Las cuentas también reducirán las desgravaciones de los planes de pensiones privados, limitarán las exenciones del impuesto de sociedades para los dividendos y plusvalías de las filiales de las grandes empresas y establecerán una tributación mínima para las socimis del 15%. De esta manera, según Iglesias, el Gobierno hará “justicia fiscal” consistente en que el que más tenga más aporte al sistema. En concreto, el objetivo de aumentar la “justicia fiscal” pasa por elevar el IRPF en tres puntos para las rentas del capital a partir de 200.000 euros y en dos puntos para las rentas del trabajo a partir de 300.000 euros, al tiempo que reducirá las desgravaciones para los planes de pensiones privados, aún por especifica en qué cuantía. El impuesto de patrimonio subirá un punto para las fortunas de más de 10 millones de euros. Los grandes grupos empresariales verán limitadas las exenciones de dividendos y plusvalías de sus filiales en el exterior y las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) tendrán una tributación mínima del 15 %.

El vicepresidente segundo ha sido el primero en tomar la palabra. Iglesias ha presentado los Presupuestos del Estado de 2021 como el fin de la anterior “etapa neoliberal” y los que colocan a nuestra Patria en la senda de la recuperación de los derechos laborales y sociales, en la transición ecológica. El vicepresidente segundo ha asegurado que los Presupuestos suponen un refuerzo histórico de la sanidad pública, así como una aportación sin precedentes de 6.000 millones de euros para la transición ecológica y el apoyo de las energías renovables. Acto seguido, ha destacado cinco elementos de estas cuentas públicas. El primero referido al refuerzo a la dependencia con más de 600 millones de euros, destinados a reducir las listas de espera. Además, estos Presupuestos destinarán 700 millones a mejorar la atención de los mayores en sus domicilios. De esta manera, se tratará de emular el sistema nórdico, que prima la atención domiciliaria y no una red de residencias de ancianos.

Las cuentas que vienen destinarán 200 millones al impulso de la educación de cero a tres años y otros 200 millones en ayudas para fomentar la contratación de cuidadores profesionales, así como la igualación de los permisos por paternidad y maternidad. Además, la partida para las becas universitarias aumentarán en 250 millones de euros.

Acto seguido, ha tomado la palabra el presidente del Gobierno, que ha destacado tres ejes de estos Presupuestos: la reconstrucción del país tras la pandemia, la modernización del modelo productivo y la recuperación económica y social, con una apuesta por la transición ecológica. El presidente del Gobierno ha considerado inaplazable la aprobación de estos Presupuestos, porque pondrán los cimientos de la reconstrucción del país y abrirán las puertas a la llegada de los fondos europeos.

Esta declaración institucional de ambos dirigentes políticos se ha producido instantes antes de que la reunión del Consejo de Ministros, en la que se bendecirá las cuentas públicas de 2021 para su remisión en los próximos días al Congreso de los Diputados para que puedan entrar en vigor en los primeros días de enero próximo, calendario que no evitará la prórroga automática por cuarta vez consecutiva de los Presupuestos de 2018, los últimos del Ejecutivo del Partido Popular. La entrada en vigor de estos nuevas cuentas allanarán el camino a España para percibir los 70.000 millones de euros de ayudas a fondo perdido de la Unión Europea para la reconstrucción del país en la era postcovid-19. El jefe del Ejecutivo ha asegurado este lunes que más de la mitad de estos fondos será gestionada directamente por las comunidades autónomas.