Aena pierde 107 millones de euros por el desplome del tráfico aéreo

Los pasajeros de su red se hunden un 70% hasta septiembre

Una turista observa los paneles de la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas el pasado mes de marzoRicardo Rubio Europa Press

El desplome del tráfico aéreo por el coronavirus sigue pasando factura a Aena. El gestor aeroportuario registró unas pérdidas de 107,6 millones de euros hasta septiembre, según ha informado en una nota de prensa. El número de pasajeros en estos nueve meses en sus aeropuertos ha caído un 69,7% en España, hasta los 64,9 millones. Si se contabilizan los datos del Aeropuerto de Luton (Londres) y de los seis aeródromos de Aena Brasil, la cifra de pasajeros asciende a 74,6 millones, un 68,7% menos que en el mismo periodo de 2019.

El descenso del tráfico en la red de Aena se inició en marzo y se agudizó en primavera, con caídas de hasta el 99%. Con el fin del estado de alarma a finales de junio y la apertura de fronteras UE-Schengen, el tráfico se fue recuperando durante el verano, si bien la compañía admite que volvió a caer desde mediados de agosto con la segunda ola de la Covid-19, las restricciones a la movilidad y las cuarentenas impuestas y medidas aplicadas por diversos países.

Los ingresos totales consolidados de la compañía hasta septiembre alcanzaron los 1.733,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 49,7% respecto a los primeros nueve meses de 2019. La reducción del tráfico se ha traducido en una reducción de los ingresos aeroportuarios, que con 811,6 millones de euros se ha situado en un -63,6% respecto a 2019, mientras que los ingresos comerciales con 771,0 millones de euros, experimentaron un descenso del 19,3%.

Generación de caja

Aena registró un beneficio bruto de explotación (ebitda) en este período de 516,0 millones de euros, lo que supone un descenso del 75,9% respecto a 2019, incluyendo 14,4 millones de euros de la consolidación de Luton y un impacto negativo de 77,4 millones de euros de Aena Brasil. Su generación de caja fue de 321,8 millones de euros, frente a los 1.913,9 millones de los primeros nueve meses de 2019. En este mismo periodo, la deuda financiera neta de Aena se incrementó ligeramente hasta los 6.704,3 millones de euros frente a los 6.672,8 millones de euros al cierre de 2019.

Al comienzo de la crisis, la compañía adoptó una batería de medidas para asegurar la correcta operatividad de sus servicios y la disponibilidad de liquidez. En la actualidad, la compañía dispone de caja y facilidades crediticias por importe de 2.441,2 millones de euros, a las que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, de los que se encuentran disponibles 845 millones de euros.

Con la reanudación de las operaciones Aena volvió a reorganizar la operativa de los aeropuertos, abriendo las instalaciones y servicios necesarios para ello. No obstante, a pesar de esta reactivación, la compañía continúa con su política de ahorro de costes. Este trimestre ha alcanzado ahorros de 127,3 millones de euros que se añaden a los 157,1 millones de euros obtenidos durante el segundo trimestre del año.

Incentivos

Para tratar de estimular la demanda, Aena ha actualizado su política de incentivos comerciales diseñados para potenciar la programación de operaciones por parte de las compañías aéreas en su red de aeropuertos. La compañía ha revisado el incentivo planificado para la temporada de invierno, y ha aprobado un nuevo incentivo extraordinario de recuperación de operaciones que adapta a las actuales circunstancias del mercado la política puesta en marcha en verano. Esta medida, que se aplicará entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, incentiva todos los movimientos operados, y no sólo los adicionales a determinado umbral, siempre que la aerolínea al menos alcance un 20% de recuperación con respecto al mismo mes de la temporada de invierno anterior. El incentivo supone que las compañías recibirán un reembolso en la tarifa media mensual de aterrizaje equivalente al porcentaje de recuperación de las operaciones realizadas en la red de Aena, independientemente del número de pasajeros que transporten.