Hacienda niega que haya hablado con Cs de la subida del diésel

Montero da por hecho que llegará a un acuerdo con el PNV por ser un “socio estable y preferente” y deja la puerta abierta a retirar el alza del impuesto para 13 millones de coches

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentó este miércoles en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado de 2021
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentó este miércoles en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado de 2021Emilio NaranjoEFE

Hacienda deja la puerta abierta a retirar la subida del diésel para trece millones de vehículos, que incluye los Presupuestos Generales del Estado de 2021, que ayer aprobó el Consejo de Ministros. Un día después de la aprobación de estas cuentas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, deja ahora la puerta abierta a esta retirada, durante la rueda de prensa, posterior a la entrega de los Presupuestos a la presidenta del Congreso de los Diputados. Montero considera un “socio preferente y estable” para toda la presente legislatura al Partido Nacionalista Vasco, que este martes expresó su más enérgico rechazo al incremento de la fiscalidad del diésel. De esta manera tan gráfica, responde a si el Ejecutivo tiene voluntad o no de eliminar esta subida fiscal, que solicita el PNV.

En aras al consenso con este “socio preferente y estable” negociará las enmiendas que presente durante la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 en el Congreso de los Diputados. Eso sí, la ministra desmiente que haya pactado ya con Ciudadanos está eliminación. No obstante, está dispuesta a pactar con todos los grupos parlamentarios estos imprescindibles Presupuestos para el país y, por tanto, a ceder en determinadas medidas.

Horas antes de la comparecencia pública de la titular de Hacienda, Ciudadanos aseguró contar con el compromiso del Gobierno de que no aumentará el impuesto al diésel. Tras conocer las líneas generales del proyecto de Presupuestos para 2021, en Cs consideran que se han incorporado las “líneas naranjas” que habían marcado. En realidad, Cs no ha trasladado al equipo de Montero su exigencia de retirada del alza del diésel, sino que lo ha pactado directamente con Moncloa en unas conversaciones que han intentado llevarse con discreción.

De momento, los Presupuestos siguen contemplando la reducción de esta bonificación hasta 38 euros por cada 1.000 litros y el aumento del tipo estatal de 30,7 a 34,5 céntimos por litro, acercándose a los 40,07 céntimos por litro de gasolina. Hacienda calcula que esta medida supondrá un coste de 3,45 euros más al mes para un consumidor medio y 500 millones de euros adicionales en la recaudación, de los que 450 millones corresponderán a los ingresos del próximo año.