Cómo cobrar una herencia sin arruinarse

Los herederos tienen derecho a recibir los bienes del fallecido, pero también deben hacerse cargo de todas sus deudas

No es posible aceptar una herencia de forma parcial
No es posible aceptar una herencia de forma parcialLa RazónPixabay

Después de la pérdida de un ser querido y del sufrimiento que conlleva, llega el momento de realizar los trámites necesarios para cobrar la herencia. Los herederos tienen el derecho a adquirir los bienes de su pariente fallecido, pero también todas sus deudas, por lo que en muchos casos, cobrarla puede llevarles a la ruina. “La aceptación o el rechazo de una herencia son definitivas, no es posible aceptar una herencia de forma parcial o con condiciones”, explica Fátima Galisteo, abogada especialista en herencia de Galisteo Abogados.

Lo habitual es pensar que ante esta situación hay dos caminos: aceptar la herencia o no. Sin embargo, hay una alternativa que muchas personas desconocen, la aceptación de la herencia a beneficio de inventario. Pero ¿en qué consiste? Esta fórmula “desliga el patrimonio del herederlo del patrimonio hereditario", explica Galisteo, lo que permite responder a las deudas del pariente fallecido con los bienes heredados, sin que afecte a su patrimonio personal. En estos casos, la mejor opción es siempre acudir a un abogado experto para valorar si merece la pena.

Calcula si los bienes cubren las deudas

Antes de tomar la decisión hay que valorar si después de hacer frente a las deudas todavía quedan bienes que repartir entre los herederos, ya que se sigue teniendo la obligación de pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que varía en función de la comunidad autónoma. Andalucía, Cantabria, Extremadura, Galicia, Madrid y Murcia son las regiones con una obligación fiscal más laxa. Otra opción para ahorrar en impuestos es la donación en vida.

¿Qué pasa si acepto la herencia a beneficio de inventario?

Una vez cuenta con la información necesaria, puede decidir aceptar la herencia a benficio de inventario. En ese caso, la declaración tiene que hacerse ante notario y aportar un extracto de los bienes de la herencia en un plazo de 30 días dede que se conocedor de su situación de beneficiario, según explican desde el despacho de abogados. No aportar dicha docimentación provoca la pérdida del derecho a hacer uso del beneficio de inventario, aceptará la herencia y responderá a las deudas con su patrimonio.