Los billetes de 500, en vía de extinción

Solo quedan 19,16 millones, con un valor de 9.581 millones de euros, 142 millones menos que hace un mes. En 2016 había más de 45.000 millones en circulación

Billetes de 500 euros

El número de billetes de 500 euros en circulación alcanzó en septiembre los 19,16 millones, su cifra más baja desde abril del año 2002, según los últimos datos publicados por el Banco de España, que dejó de emitir billetes de 500 euros en enero de 2019. El importe de todos los billetes de 500 euros se situó en el octavo mes del año en 9.581 millones de euros, frente a los más de 9.723 millones de euros del mes anterior, 142 millones meno. Estos billetes “grandes” suponían en el año 2016 el 75% del total del dinero en circulación en España, lo que equivalía a 45.528 millones de euros, es decir, que triplicaron su volumen desde el primer año en que entró en vigor la moneda única, en enero de 2002. En aquel momento solo representaban el 25% del total en circulación.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) acordó a principios de mayo de 2016 dejar de producir billetes de 500 euros. En aplicación de esta decisión, el Banco de España cesó la emisión de billetes de 500 euros desde enero de 2019, si bien estos billetes seguirán siendo de curso legal, por lo que podrán seguir circulando y utilizándose como medio de pago y como depósito de valor, es decir para comprar y ahorrar. Por tanto, estos billetes mantendrán su valor indefinidamente y podrán cambiarse en los bancos centrales nacionales de la zona del euro en cualquier momento. Asimismo, los sectores profesionales, como bancos, compañías de transporte de fondos u oficinas y cambio de moneda, entre otros establecimientos, podrán recircular los billetes de 500 euros.

Por su parte, el número de billetes de 50 euros en circulación subió en septiembre en 4 millones, hasta 1.290 millones de unidades, con un importe que rondó los 64.500 millones de euros. Además, el importe de los billetes de 200 euros se situó en el noveno mes del año en 1.078 millones de euros, con 5,39 millones de unidades, en línea con el mes pasado, según recoge Europa Press.

En el caso de los billetes de 100 euros, perduró la brecha entre billetes distribuidos y billetes retirados en septiembre, después de que las entidades que operan en España entregaran al Banco de España más billetes de los que se pusieron en circulación. En concreto, la diferencia entre los billetes distribuidos y los retirados en el noveno mes del año fue de 102 millones de unidades, un millón más que en agosto. Esta situación se puede deber al hecho de que el país sea un receptor de turismo y la posibilidad de que los turistas hayan traído en el último año a España muchos billetes de este tipo, según apuntó el Banco de España cuando se produjo el primer descenso en febrero del año 2015. Buena parte del dinero de los turistas acaba en las entidades de crédito, que devuelven parte de estos billetes al Banco de España porque no necesitan tantos para hacer frente a las necesidades de liquidez de sus clientes.

En cuanto a los billetes de 10 y 20 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones también fue negativo. La brecha fue de 1.534 millones de billetes en el primer caso y de 2.106 millones de billetes en el caso de los billetes de 20 euros, lo que supone 7 y 14 millones más en cada caso.